Rejuvenece tu rostro con la mesoplastia

Lifting sin cirugia mesoplastia
Lifting sin cirugia mesoplastiaLa aparición de arrugas o la temida flaccidez son unos de los aspectos que envejecen más el rostro con el paso de los años. Para prevenirlo y tratarlo utilizamos una técnica denominada mesoplastia, que combina la toxina botulínica y los rellenos con ácido hialurónico, suavizando las arrugas de expresión logrando así una piel más tersa y luminosa, contrarrestando los principales signos de envejecimiento.  Muchos pacientes confunden ambos tratamientos que no son lo mismo, cada uno actúa de una forma distinta. La toxina botulínica es una sustancia que vamos a inyectar en los músculos faciales, fundamentalmente en el tercio superior de la cara para paralizar o disminuir su acción, tratamos sobre todos aquellos que tienen más fuerza y que provocan las arrugas. Dependiendo del gesto de cada paciente la toxina se inyectará en sitios diferentes. No consiste en paralizar toda la frente sino en disminuir o paralizar estratégicamente aquellos músculos que provocan las arrugas y por lo tanto conseguir una expresión más relajada, con menos arrugas y más “juvenil”.  La toxina botulínica tarda en comenzar a hacer efecto unas 24-72 horas y el efecto pleno se ve a los 7-10 días. El relleno con ácido hialurónico se infiltra para mejorar las arrugas y la textura de la piel. Pero colocado en puntos estratégicos también mejora la flaccidez. Utilizamos ácidos hialurónicos de diferente reticulación para diferentes zonas de la cara. No se trata de rellenar cada arruga sino de mejorar el aspecto de la cara. Con los años, se invierte el triángulo facial, cuando somos jóvenes el mayor volumen lo tenemos en la zona de los pómulos y poco a poco la piel va perdiendo tersura para aumentar el volumen en la zona inferior. Con diferentes rellenos podemos conseguir invertir de nuevo este proceso. Mesoplastia triangulo facial   La mesoplastia consistirá entonces en dos fases. En la primera infiltramos la toxina botulínica en el tercio superior y en la siguiente (a los 10 días de la primera, una vez que la toxina ha hecho el efecto pleno) infiltramos ácido hialurónico, en función de las necesidades de cada paciente. Con esta técnica se va a conseguir un rejuvenecimiento muy natural y muy poco invasivo; siendo uno de los tratamientos más completos para rejuvenecer el rostro.  

Dra. Almudena Nuño González Clínica Planas Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLÍNICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.