Hemorroides Externas


Introducción

Las hemorroides externas se producen por la dilatación del plexo venoso hemorroidal externo que se encuentra debajo de la piel del borde del ano. La piel que recubre las venas hemorroidales se distiende, se sobre-eleva y se vuelve fibrosa causando un abultamiento irregular, molesto y poco estético, además de poder causar trombosis (nódulo duro y muy doloroso)


Tratamiento

Los mejores resultados se obtienen mediante la resección de las hemorroides junto con la piel fibrosa que las recubre. La escisión puede realizarse con electro bisturí o con laser. El laser daña menos los tejidos y la recuperación suele ser más rápida. Las heridas pueden cerrarse con puntos absorbibles o dejarse abiertas, a discreción de la experiencia del cirujano. A diferencia del caso de las hemorroides internas que sobresalen del ano cuando se ingurgitan, las técnicas que no comportan resección y por lo tanto heridas, no suelen dar resultados satisfactorios en el tratamiento de hemorroides externas.


Beneficios

 La resección de los nódulos hemorroidales externos permite la eliminación de las irregularidades del contorno anal que, además de alteración estética, suelen causar prurito, irritación, dificultad para una correcta higiene íntima y exponen al riesgo de trombosis, que representa una posible complicación debida al defecto de circulación venosa en esta zona.



Opinión experto

Dr. Domenico Fraccalvieri
Dr.  Domenico Fraccalvieri

Las hemorroides externas pueden agravarse en pacientes que hacen vida sedentaria y esa misma condición puede favorecer la formación de  trombosis. El tratamiento de las hemorroides debe ser individualizado y es importante que el Proctólogo sepa prever el mayor beneficio para el paciente.

Curriculum


Acreditaciones Principales