Prurito Anal


Introducción

El prurito anal es un síntoma relativamente frecuente que puede estar relacionado con diferentes factores y situaciones clínicas aunque en cerca de la mitad de los casos no es posible identificar la causa: en este caso se habla de prurito idiopático.

La patologías anales más comunes que pueden dar prurito anal son las hemorroides, las papilas y colgajos anales, la fisura, la fístula, los condilomas y lesiones tumorales. En otros casos, el prurito puede asociarse a problemas dermatológicos como la Psoriasis, el liquen simple, dermatitis de contacto y enfermedades de transmisión sexual. Enfermedades sistémicas como diabetes, ictericia, linfomas, parasitosis intestinales, alergias y trastornos psicológicos, también pueden ocasionar el prurito.
Sin embargo, una causa muy frecuente de picor anal es el exceso de higiene, el uso de toallitas o el uso de jabones que reducen la producción de sebo y el grosor de la capa córnea de la piel con modificación de la función de barrera cutánea: este proceso se conoce como xerosis o piel seca.


Sobre la Unidad Integral de Proctología de la Clínica Planas   

Muchas patologías del tramo final del aparato digestivo, recto y ano, se caracterizan por síntomas poco específicos como el sangrado, el picor, la supuración, el dolor o el escozor anal, además de problemas de la función intestinal, como la dificultad para realizar deposiciones, la diarrea y la incontinencia fecal.
   
En la mujer, mucho más que en varón, es frecuente la aparición de problemas de salud relacionados con el suelo pélvico, desde el estreñimiento a la incontinencia o al prolapso de órganos como el recto o el útero.

El estudio de uno o más síntomas puede culminar en un diagnóstico que precisará tratamiento médico o quirúrgico y en ocasiones ambos. Existen patologías del ano y del recto que son propias y específicas de estos órganos y que, por lo tanto, requieren un tratamiento local, con frecuencia de tipo quirúrgico; sin embargo, hay enfermedades que pueden dar sus síntomas a nivel anorrectal y ser de naturaleza sistémica, de tipo infeccioso, o tener su causa e inicio en un tramo distinto del intestino: en estos casos suele ser apropiado el tratamiento médico.

En Clínica Planas disponemos de una Unidad Asistencial de Salud capaz de ofrecer una respuesta competente  y segura a los pacientes que sufran alguna enfermedad o problema del ámbito digestivo y proctológico, evitando duplicación de visitas, disparidad de opiniones, diagnósticos en ocasiones imprecisos, indicaciones incorrectas y tratamientos a veces inadecuados.

El objetivo de la Unidad Integral de Proctología es proporcionar una atención sanitaria moderna, funcional, simultáneamente médica y quirúrgica, altamente especializada, con medios diagnósticos actuales y amplia disponibilidad de tratamientos, convencionales y de última generación.


Tratamiento

Cuando es posible identificar la causa de prurito, este remitirá con la eliminación de la misma o el tratamiento de la patología asociada que lo ha desencadenado. Será de ayuda evitar la ingesta de alimentos irritantes para la mucosa anal como el café, el chocolate, las especias, el alcohol, la comida picante y los cítricos como naranja, limón y tomate. Es importante evitar el uso del papel higiénico, de toallitas perfumadas o con alcohol y el uso de ropa interior muy adherente y de fibra sintética. Puede ser útil la aplicación de lociones calmantes a base de Calamina, pomadas a base de cortisona a bajas dosis, antihistamínicos sistémicos o pomadas a base de principios activos inmunomoduladores.


Beneficios

El prurito anal es un síntoma que, habitualmente, los pacientes definen “desesperante”, causa irritabilidad, dificultad para el descanso nocturno y comporta una alteración significativa del estilo de vida y de la relación entre personas. Su resolución restituye al paciente bienestar, seguridad y calidad de vida.
Por otra parte, la eliminación del prurito previene la aparición de lesiones anales por rascado que agravan el problema y dificultan ulteriormente su tratamiento.



Opinión experto

Dr. Domenico Fraccalvieri
Dr.  Domenico Fraccalvieri

El prurito o picor anal es un síntoma muy inespecífico y relacionado con muchas posibles causas, desde patologías sistémicas, enfermedades locales de la región anal y perineal, hasta problemas psicológicos, de alimentación o de higiene y cuidados personales. Por esta razón, es muy importante que el paciente consulte su problema con un proctólogo experto y evite de auto-medicarse. Es frecuente encontrar pacientes que, por retraso en consultar o por el uso de pomadas o medidas inapropiadas, presentan una situación clínica agravada y más compleja que el problema inicial.

Curriculum


Acreditaciones Principales