Eliminación de Grasa Localizada


Tratamiento

El UltraShape POWER utiliza ultrasonidos focalizados para destruir los adipocitos sin alterar estructuras vecinas (vasos y nervios). Destruye las células de grasa y favorece la pérdida de peso. Se trata una tecnología mejorada, ya que la energía es un 20% más potente y se entrega de forma pulsada a 15 mm de profundidad, el nivel más e­ficaz para combatir la grasa localizada, independientemente del grosor de paciente. Una vez licuada, esta grasa se
transforma en triglicéridos libres que pasan al hígado y el riñón a través del torrente
sanguíneo y linfático, para ser metabolizados y eliminados.

Está indicado para zonas como el abdomen, muslos o cartucheras, flancos, parte interna de piernas y rodillas. Los resultados de este avanzado tratamiento se perciben ya en la primera sesión.

Es el tratamiento ideal para aquellas personas que deseen reducir contorno y tratar cúmulos de grasa en determinadas zonas del cuerpo, sin necesidad de someterse a cirugía.


Tiempo de intervención

1 hora

Cama

No se requiere

Recuperación

Inmediata

Anestesia

No se requiere

Efecto

3 semanas

Resultados

Duraderos


En qué consiste

Mediante pulsos de ultrasonidos focalizados y no térmicos, Ultrashape, destruye de forma inmediata y de forma selectiva los adipocitos, las células grasas responsables de la aparición de acúmulos grasos subcutáneos localizados.

Las sesiones aconsejadas dependerán siempre de la zona y el volumen de grasa a tratar. Generalmente, se recomiendan tres sesiones con un intervalo de 30 días de descanso entre ellas. El tratamiento requiere únicamente un análisis previo.

Esta técnica no es invasiva, ni quirúrgica, no produce hematomas inflamación , ni dolor y ofrecer resultados sin irregularidades en la superficie de la piel.


Los beneficios

- Ultrashape power permite la eliminación de acúmulos de grasa localizada de una forma sencilla y no invasiva.
- La destruccion de grasa de forma selectiva evitando hinchazones o moratones.
- Resultados homogéneos y muy naturales.



F.A.Q.

“El UltraShape POWER utiliza ultrasonidos focalizados para destruir los adipocitos sin alterar estructuras vecinas (vasos y nervios). Se trata una tecnología mejorada, ya que la energía es un 20% más potente y se entrega de forma pulsada a 15 mm de profundidad, el nivel más e¬ficaz para combatir la grasa localizada, independientemente del grosor de paciente. Una vez licuada, esta grasa se transforma en triglicéridos libres que pasan al hígado y el riñón a través del torrente sanguíneo y linfático, para ser metabolizados”.

“Hay casos que no pueden resolverse sin pasar por el quirófano. Sin embargo, según nuestra experiencia y las estadísticas en todo el mundo, más del 80% de los pacientes pre¬fieren evitarlo. No todo el mundo puede permitirse estar mes y medio de baja o tomarse quince días de vacaciones para operarse. El downtime es un factor disuasorio, pero también lo son otras cuestiones como la cicatrización con queloides por ejemplo, que pone la intervención en evidenciay compromete el resultado”.

“No es un tratamiento para adelgazar. No está indicado para una laxitud severa porque al vaciar el volumen, puede pronunciarse aún más. Tampoco es para la celulitis, porque no mejora el aspecto de la piel de naranja. El UltraShape POWER está destinado al tratamiento de los depósitos grasos localizados. Se trata de una alternativa real y efectiva para eliminarlos en aquellos pacientes que no desean o no pueden pasar por una cirugía”.

“La grasa visceral, situada entre los órganos, se elimina fácilmente según se baja de peso. La subcutánea sin embargo, que es más super¬ficial, no responde a la dietani al ejercicio. Es un acúmulo rebelde que empeora con la edad y resulta especialmente resistente en las mujeres a partir de los 50 años por la falta de estrógenos. No es el caso de los hombres, que pierden peso más rápido”.

“No es sensato en una niña de 15 años ni en una mujer de 85, dado que se corre más riesgo de sobrecargar vías naturales de eliminación como el hígado o el riñón. Podemos encontrar una mujer de 75 que esté muy bien, que tenga un estado físico muy bueno y que pueda acceder a este tipo de tratamiento, pero hay que trabajar con responsabilidad porque no podemos sacri¬ficar la salud por la belleza.”

“Donde exista un deposito graso localizado. El UltraShape POWER no es para gente obesa ni para gente demasiado delgada. Es para un índice de masa corporal entre 20 y 30, lo que se considera normo-peso. Debemos contar con más de 1 cm y medio de grosor para trabajar, ya que el tejido adiposo es la protección de nuestro músculo. Por debajo de aquí, estaríamos fatigando la musculatura, que no podría recurrir a la energía de la grasa cuando requiere un esfuerzo”.

“En situaciones como el embarazo, cuando sabemos que vamos a pasar por un proceso de engordar y adelgazar... Es de sentido común en casos de cicatrices recientes, hernias, etc. Lo más importante no obstante, son los portadores de implantes metálicos, que pueden verse alterados. No se debe tratar a una persona que lleva un des¬fibrilador, por ejemplo”.

Hay que pedir una analítica de la función hepática y renal, también del colesterol y de proteínas como la albúmina, que es la que transporta la grasa hacia el hígado”.

“El protocolo en todo el mundo es de 3 sesiones, que son las precisas para obtener una reducción satisfactoria del panículo adiposo. En Clínica Planas solemos asociar el UltraShape POWER a la radiofrecuencia porque la reducción de volumen más el tensado de la piel, consigue un resultado más estético y satisfactorio”.

“El UltraShape POWER se puede realizar cada 2 ó 3 semanas. La primera se aplican los ultrasonidos. La segunda semana, la radiofrecuencia. La tercera se descansa y así se va alternando, hasta que llegamos a la octava. En la décima hacemos el último control”.

“Todo suma. Una piel bien hidratada conduce mejor los ultrasonidos en la zona a tratar. Aunque en Clínica Planas no prescribimos dieta, recomendamos una ingesta baja en grasas que no sobrecargue hígado y riñón durante ese tiempo. Igualmente importante es la restricción del alcohol, que constituye una sobrecarga hepática importante. Caminar, hacer ejercicio físico, así como beber mucha agua para ayudar al metabolismo de nuestro riñón contribuye a metabolizar la grasa eliminada. No es estrictamente necesario, pero complementos alimenticios como el de cardo mariano, que es un detoxi¬cador hepático, son de gran ayuda”

“La más importante es que aprovecha la energía un 40% más. Con lo cual, tenemos una expresión mucho más depurada, reducimos más el panículo adiposo y obtenemos mejores resultados. Además, va mucho más rápido. Antes tardábamos una hora para lo que ahora tardamos media. Y esto para el paciente es muy importante, ya que el tratamiento es compaginable con nuestras responsabilidades, nuestro trabajo y nuestra vida”

“En absoluto. No es doloroso porque no emite calor, tiene un efecto mecánico. En algún momento puede sentirse un pellizquito, pero la gente se duerme, lee libros… Se soporta súper bien frente a otros sistemas, que siempre son mínimamente molestos. No hace falta faja, ni downtime. Vida normal”

“Notas la reducción nada más acabar el tratamiento. Luego hay un proceso de 48-72 hrs. durante las que se produce una pequeña in amación. Posteriormente, hasta las 2 semanas, se va reduciendo el volumen. El paciente se ve motivado, ya que se nota desde la primera sesión y me mantiene a lo largo del tiempo”


Opinión experto

Dr. Iván Ibáñez
Dr. Iván Ibáñez

Mediante ultrasonidos focalizados es posible eliminar las células adiposas de las zonas que presentan una acumulación de grasa localizada, consiguiendo una reducción del volumen.

Curriculum


Acreditaciones Principales