Tratamiento de las manchas


Introducción

Las manchas cutáneas son una de las consultas más frecuentes en la consulta del dermatólogo. Ante cualquier tipo de mancha de la piel, es importante realizar un estudio diagnóstico con dermatoscopia y luz de Wood que permitirá obtener información relevante sobre las estructuras de la piel y permite ver la profundidad de la mancha.

Las manchas se pueden deber a alteraciones hormonales, agotamiento de la capacidad antioxidante del organismo provocado por agentes externos (radiación ultravioleta, tabaco…) o agentes internos (alteraciones intestinales, alteraciones en la capacidad de detoxificación, estrés…).

Según el tipo de mancha el tratamiento será diferente siendo siempre necesario descartar antes que la mancha no sea una lesión pre maligna o maligna.

Una de las herramientas más útiles es el láser. Así pues se deberá escoger la tecnología más adecuada de entre todo el arsenal de láseres que existen para el tratamiento de lesiones pigmentarias. En este sentido en clínica Planas disponemos de una de las plataformas más completas y modernas para el tratamiento de estas lesiones.

Por otro lado debe remarcarse que en algunos casos como es el melasma o manchas de origen hormonal o en las pigmentaciones post inflamatorias, el láser no estaría indicado. En estos casos existen otros tratamientos como los peelings químicos y la terapia lumínica de baja intensidad que pueden asociarse al tratamiento dermatológico tópico individualizado.

No hay que olvidar tampoco que en muchas ocasiones las manchas pueden ser el reflejo de una enfermedad interna que deberá descartarse.

Es importante tener en cuenta que las manchas visibles son como la punta de iceberg del daño cutáneo existente y que debe evaluarse toda la piel, incluso donde parece que no existan lesiones, ya que muchas veces existen lesiones no visibles que con el paso del tiempo darán la cara si no se tratan de forma adecuada.



Acreditaciones Principales