Tunel Carpiano


Introducción

El túnel carpiano es una cavidad situada a nivel de la muñeca.

El túnel se compone de los huesos del carpo, que forman el suelo y las paredes y el Ligamento Transverso del Carpo, que representa el techo. Por el túnel así formado, además del nervio mediano, pasan las venas y tendones de los músculos flexores de los dedos.


El síndrome del túnel Carpiano es una patología en la que el nervio mediano es comprimido excesivamente por el Ligamento Trasverso del Carpo y la inflamación causa trastornos como el típico hormigueo, dolor punzante sobre todo de noche y alteración de la sensibilidad de los dedos, ardor y dificultad para agarrar objetos.

Los factores más frecuentes son hormonales (especialmente en mujeres) o micro traumas debido a actividades diarias como el uso del teclado y el ratón. En las etapas iniciales es posible tratar la enfermedad de forma conservadora a través de antiinflamatorios, infiltraciones y ejercicios de rehabilitación.

Una vez que los síntomas se revelan en un estadio avanzado, solo la cirugía podrá solucionar el problema.


Tiempo de intervención

10 minutos

Cama

No requiere

Recuperación

2-3 días

Anestesia

Local

Efecto

Progresivo

Resultados

Permanente


¿En qué consiste?

La cirugía endoscópica es un método seguro y eficaz para el tratamiento del túnel carpiano.

La operación consiste en la liberación del Nervio Mediano tras sección del Ligamento Trasverso del Carpo, que representa el techo del túnel del carpo. Este es el ligamento que presiona el nervio y lo comprime, produciendo los síntomas típicos del Síndrome del Túnel Carpiano.

La cirugía tradicional permite una resolución efectiva del problema, pero mediante una incisión de aprox. 5-7 cm para poder cortar completamente el Ligamento Trasverso del Carpo.



En nuestro centro la intervención se realiza de forma endoscópica, con un procedimiento parecido a la artroscopia de rodilla.

El método de vanguardia utilizado hoy por el Dr. D’Angelo en la Clínica Planas (considerado el “gold estándar” en Europa), difiere de la técnica tradicional por el uso de una cámara de video de tan solo 4 mm (endoscopio) que se inserta en una pequeña incisión.

Gracias al endoscopio es posible alcanzar el ligamento en el que intervenir realizando una incisión mínima de unos pocos milímetros al nivel de la muñeca. El cirujano tiene una visión clara y precisa de cada paso.



El instrumento permite al cirujano  entrar directamente dentro del túnel carpiano y ver todas las estructuras de forma más precisa y segura, ya que el endoscopio permite agrandar las imágenes como una lupa, usando un monitor.

El cirujano corta con precisión el ligamento con una cuchilla retráctil sin cortar la piel, ya que trabaja desde el interior del túnel. Tan pronto como el ligamento se libera por completo, la hoja se retrae, se retira el instrumento y se sutura la pequeña incisión. Este método endoscópico permite retomar la actividad diaria habitual en aproximadamente 2-3 días.

Todo este procedimiento se realiza de forma ambulatoria y bajo anestesia local.

La intervención es mucho menos invasiva que otras y permite al paciente regresar a casa el mismo día, pudiendo recuperar la movilidad de la mano desde el día siguiente, sin vendaje y con un simple apósito. Además de estas ventajas, con la técnica endoscópica no habrá la necesidad extraer los puntos porque no se realiza apenas sutura. 

La Unidad de Cirugía de la Mano y Pie de la Clínica Planas, a la vanguardia de la innovación quirúrgica, tanto a nivel nacional como internacional se propone como el centro líder en tratamientos quirúrgicos mínimamente invasivos dirigidos a patologías de la mano y del pie.


Post-operatorio

El postoperatorio es más rápido y menos doloroso, a diferencia de la técnica tradicional que requiere tiempos de recuperación más largos.


Beneficios

Mediante la cirugía abierta se debe realizar una incisión de 5-7 cm en una zona delicada de la mano. En el tejido graso se encuentran muchos nervios pequeños que después de haber sido separados mediante la incisión, hacen que el paciente tenga una sensibilidad incómoda después de la operación. El método endoscópico no presenta  este problema porque se trabaja desde el interior del túnel.

La mayor ventaja de este método de operación, en comparación con el método abierto, es que el paciente puede regresar a su vida diaria, realizando las actividades más comunes en su trabajo y hogar, mucho más pronto que con la técnica tradicional.



Opinión experto

Dr. Fabio D'Angelo
Dr. Fabio D'Angelo

Sin duda la técnica endoscópica ofrece solo ventajas con respecto a la técnica abierta y con los mismos excelentes resultados. Los pacientes muestran gran satisfacción tras la intervención.

Curriculum


Acreditaciones Principales