Efecto Nefertiti en rostro y cuello

Efecto nefertitiHa pasado mucho tiempo, siglos, pero todavía hoy Nefertiti sigue siendo un referente de belleza. De cuello esbelto y rasgos proporcionados, atrapa y cautiva solo con observar su perfil esculpido. Clínica Planas ha tomado como modelo esta belleza exquisita para un tratamiento que rejuvenece el cuello y mejora la línea mandibular. Lo mejor: no solo corrige, sino que previene el envejecimiento. 

Mucho se ha escrito sobre la belleza exquisita y misteriosa de la gran reina del Antiguo Egipto. Su busto, exhibido en el Museo de Berlín, es pura proporción. Cejas simétricas, ojos almendrados remarcados por el clásico kohl egipcio, nariz precisa, labios carnosos y cuello erguido. Y es que, si hay algo que destaca especialmente de su imagen perfecta es precisamente su cuello, largo y delgado, junto con una estilizada línea mandibular perfectamente dibujada.

Efecto Nefertiti

Estatua de NefertitiLa belleza nace, pero también se puede mejorar. Y, si bien no se puede ser Nefertiti –entre otras cosas, porque vivió allá por el siglo XIV a.C.­–, sí que se puede conseguir un cuello bonito y más joven con el tratamiento “Efecto Nefertiti”. Esta técnica no invasiva toma como referencia la escultura de Nefertiti, con el objetivo de rejuvenecer el cuello y la parte inferior del rostro. “Se trata de un tratamiento a base de infiltraciones de diversas sustancias como la toxina botulínica, ácido hialurónico y vitaminas, con el que se pueden obtener excelentes resultados siempre y cuando los pacientes reúnan unas características anatómicas  específicas en su rostro-cuello” afirma el Dr. Juan Muñoz responsable de la Unidad Científica de la piel de Clínica Planas. Así, por ejemplo, se beneficiarían de este tipo de tratamiento pacientes con un cuello delgado, con  poca grasa y sin excesiva flacidez, pero al mismo tiempo con unas bandas platismales o músculo platisma muy potentes (el platisma es ese músculo cutáneo del cuello responsable de generar las antiestéticas “cuerdas de violín” que se hacen evidentes al poner el cuello en tensión). Estas bandas a veces son visibles incluso en estado relajado. La fuerza de este músculo tira hacia abajo del reborde mandibular, ya que este se  inserta a 2cm por arriba del de la línea mandibular, y llega hasta el final del escote, lo que provoca, además, un descolgamiento de la mandíbula.  Por el contrario no podrían beneficiarse,  personas con un cuello grueso o con papada, o con una flacidez cutánea importante.

Jóvenes ¡hasta el cuello!

Con el paso del tiempo, las bandas platismales se hacen más  evidentes,  la gravedad contribuye a una mayor laxitud de la piel y las arrugas horizontales se hacen más notorias. Una manera de evitarlo es corrigiendo la acción de este  músculo con toxina botulínica. Al relajarlo, se retensa la piel y las arrugas disminuyen.

El procedimiento es sencillo, rápido y no invasivo. Primero, se localizan las bandas platismales a lo largo del cuello, desde su inicio en la mandíbula hasta su final en clavículas y escote. Después se debilitan en todo su trayecto (de mandíbula a escote) con una sustancia que genera la relajación de la musculatura. De este modo se logran varias cosas: que el músculo tenga menos fuerza, que la piel se tense disminuyendo las arrugas horizontales y que desaparezcan las “cuerdas de violín” que se forman en el cuello. Pero además, aparte del efecto sobre el cuello, tenemos el otro “efecto Nefertiti” igual o más importante, que es la definición de la línea mandibular. El músculo platisma al contraerse genera una tracción hacia abajo del reborde mandibular, ocasionando pérdida de definición de la línea mandibular. Pues bien, con este tratamiento, al quitar fuerza y relajar el platisma, éste no tira de la mandíbula hacia abajo, recuperando así la línea del contorno mandibular.

Valores añadidos

Cuello de Nefertiti

Además del tratamiento con toxina botulínica, se procede a una nutrición cutánea con vitaminas y ácido hialurónico no reticulado a lo largo todo el cuello para mejorar la calidad de piel. En definitiva, el cuello rejuvenece no solo redefiniendo su borde mandibular, sino previniendo que vaya a más. “Para lograr un efecto Nefertiti completo, se intenta dar un poco de volumen al reborde mandíbular con ácido hialurónico reticulado para devolver la línea y la continuidad, previniendo así el descolgamiento del tercio inferior facial y del cuello” comenta el Dr. Juan Muñoz, especialista en esta técnica de rejuvenecimiento.

¿Efectos secundarios?

Prácticamente ninguno, solo algún pequeño morado y, en algunos casos, una leve debilidad en algunos movimientos del cuello que desaparecen en un máximo de dos semanas. El tratamiento se puede repetir cada 6-8 meses y consta de una sesión y un repaso a los 15 días.

Esta entrada fue publicada en Medicina estética facial y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Efecto Nefertiti en rostro y cuello

  1. Melanie dijo:

    Me encanta la información me gustaría Sever donde están unicados

  2. Apreciada Melanie, gracias por su confianza. Disponemos de dos centros, uno en Madrid y otro en Barcelona. Seguidamente le adjuntamos las direcciones de ambos centros:

    Madrid: Velázquez, 96 https://www.planasday.com/

    Barcelona: Carrer de Pere II de Montcada, 16, https://www.clinicaplanas.com/

    Un saludo cordial

  3. Maria dijo:

    Hola, quisiera saber a qué edad está indicado el tratamiento el efecto Nefertiti?

  4. Apreciada Maria, gracias por su confianza. La edad adecuada a la que está indicado este tratamiento es variable ya que la fuerza del músculo platisma varía según la contextura corporal, la actividad realizada y la edad. Pero, en principio, unas bandas platismales acentuadas pueden verse a partir de los 40 años generalmente. Un saludo cordial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLÍNICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.