Quiropráctica


Tratamiento

Mejora los problemas mecánicos de las articulaciones, músculos y nervios

La quiropráctica es una técnica de curación basada en la manipulación de la estructura del esqueleto, especialmente la columna vertebral, sin uso de fármacos o cirugía.

El quiropráctico, con una formación de 5 años de licenciatura universitaria e internado clínico, está especializado en el sistema locomotor del cuerpo humano (huesos músculos, nervios, tendones y ligamentos), evalúa los problemas musculares, óseos y del sistema nervioso, determina como afectan estos a la salud en general. Muchos tipos de dolores en las articulaciones son causados o agravados por movimientos inadecuados o falta de movilidad en las articulaciones (subluxaciones).

El quiropráctico corrige o mejora los problemas mecánicos de las articulaciones, músculos y nervios.


En qué consiste

El tratamiento se basa en la utilización de técnicas manuales específicas, masajes y estiramientos, además de consejos de posturas apropiados para el cuerpo y ejercicios específicos para mejorar y restablecer el movimiento adecuado.

El tratamiento consiste en ajustes manuales muy exactos, ejerciendo presión sobre los segmentos de la columna que estén mal-alineados, obstaculizados o que no se desplacen correctamente dentro de su radio normal de acción. El número de sesiones variará dependiendo del problema, siendo normalmente necesaria más de una sesión.


Los beneficios

Corrección y Prevención de:

• Rigidez en las articulaciones

• Ciática y problemas del disco

• Dolor de cuello, hombros y brazos

• Dolor de cabeza, migrañas y mareos

• Sensación de hormigueo o entumecimiento

• Dolor de parte baja de la espalda (lumbago)

• Artritis

• Escoliosis

• Cólico infantil

• Dolor muscular

• Lesiones deportivas

• Esguinces del músculo y del ligamento

• Dolores durante el crecimiento infantil

• Dolor de espalda durante el embarazo


Pre-tratamiento

La primera visita de valoración y diagnóstico es fundamental y se basa en el análisis radiológico, ortopédico, neurológico y en técnicas de examen especiales para encontrar en su cuerpo aquellas articulaciones, músculos y nervios que no funcionan bien. Así llegamos a un diagnóstico funcional que nos indica dónde hay que ajustar para que nuestro cuerpo vuelva a funcionar correctamente.



Acreditaciones Principales