Carillas porcelana


Tratamiento

Una arquitectura perfecta, diente a diente

La técnica usada con mayor frecuencia en estética dental es la de las carillas de porcelana. Son piezas confeccionadas en el laboratorio dental a la medida exacta de la preparación que se realiza en el diente. Mediante este método se provoca un desgaste mínimo estinado a abrir el espacio necesario para que el grosor de la porcelana no resulte excesivo.

Los grandes profesionales de la imagen como actores, presentadores de televisión y modelos, han recurrido a esta técnica. Este evolucionado método es altamente efectivo, corrige las imperfecciones y mejora visiblemente el aspecto de la dentadura de forma sencilla y, sobre todo, permanente.

La aplicación de carilla o de corona dependerá de la preparación del diente, ya que no siempre se podrá realizar ese desgaste o tallado mínimo. En casos en que el desgaste del propio diente sea considerable, se colocarán coronas mediante la misma técnica y material utilizados en las carillas. Se trata de piezas que van pegadas al diente y, una vez colocadas, tienen prácticamente la misma resistencia que el esmalte.


Tiempo de intervención

30 minutos por diente

Cama

No se requiere

Recuperación

Inmediata

Anestesia

No se requiere

Efecto

Inmediatos

Resultados

Permanente


En qué consiste

Tras estudiar las características de su dentadura y valorar su caso, el especialista procede al desgaste necesario (tallado) de las piezas a tratar. Después tomará la impresión de los dientes aplicando una pasta de silicona que permita al laboratorio confeccionar las carillas a medida de sus necesidades.

En la mayoría de los casos es necesario elaborar unas carillas provisionales que el paciente deberá llevar unas dos semanas. Transcurrido ese tiempo, se colocan las carillas definitivas.

Hospitalización

Esta técnica se realiza con carácter ambulatorio, es decir, sin necesidad de ingresar en el centro.

Anestesia

Todo el proceso de preparación del diente se realiza con anestesia local.


Galería


Pre-operatorio

Es aconsejable hacerse una higiene bucal previa a la colocación de las carillas.


Post-tratamiento

En algunos casos, tras la colocación de las carillas aparece sensibilidad e inseguridad al morder que desaparecerán en un corto periodo de tiempo.

Transcurridos 15 días desde el tratamiento es necesario realizar una primera revisión para evaluar los resultados.


F.A.Q.

Un mínimo de cinco años es lo establecido por el fabricante, aunque por término medio suelen durar mucho más.

No. Tras la colocación de las carillas, podrá seguir con su alimentación habitual e ingerir cualquier tipo de alimento.

No. Deberá cepillarse la dentadura tal como se cepillaba los dientes naturales.


Acreditaciones Principales