Cirugía Oral y Maxilofacial


Tratamiento

Una boca sana por fuera y por dentro

La Cirugía Oral y Maxilofacial es la especialidad médico-quirúrgica que se centra en la prevención, estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral y del esqueleto facial, así como de las estructuras cervicales relacionadas directa o indirectamente con las mismas.

La cirugía cráneofacial es una subespecialidad de la cirugía plástica. Pertenece al extenso capítulo de la cirugía reparadora o reconstructiva de aquella especialidad. En Europa esta subespecialización no existe, sino que tiene entidad propia como especialidad médica autónoma: la cirugía oral y maxilofacial.

Al trabajar en un territorio anatómico muy complejo, la especialidad abarca una gran variedad de procedimientos. El cirujano maxilofacial realiza desde extracciones de muelas del juicio o colocación de implantes dentales, hasta cirugía estética, oncológica y reconstructiva. Esta especialidad está muy relacionada con la cirugía plástica, la neurocirugía y la otorrinolaringología, con las que trabaja estrechamente, solapándose en algunos aspectos, así como con la especialidades odontológicas de ortodoncia y prostodoncia.

En función de la vía de acceso a la especialidad (Medicina u Odontología), del programa de formación seguido y de la legislación vigente en cada país, el campo de actuación del cirujano maxilofacial puede ser más o menos amplio.

El cirujano maxilofacial atiende problemas de traumatología facial, labio leporino y paladar hendido, oncología oral, craneofacial y cervical, base del cráneo, cirugía reconstructiva, cirugía estética facial, patología de glándulas salivales (tumores benignos y malignos, cálculos, etc), deformidades craneofaciales (desde leves deformidades dento faciales hasta grandes síndromes malformativos), patología infecciosa cervico facial (flemones y abscesos faciales y cervicales), implantología oral (colocación y rehabilitación de implantes dentales osteintegrados), terceros molares (muelas del juicio) o caninos incluidos, quistes de lo maxilares, patología de la mucosa oral y de la articulación temporomandibular (disfunción craneomandibular), etc.

El objetivo de la Clínica Planas es ofrecer el mejor estudio dental, servicio y tratamiento a su paciente basándose en el trato personalizado, un personal altamente cualificado y las nuevas tecnologías, que le permitirán destacarse en esta especialidad.


En qué consiste

Cirugía de Implantes

Un implante dental es un análogo a la raíz del diente, donde se sustenta un pilar estable para la prótesis dental que realizaremos. Los implantes dentales pueden estar formados por Titanio o Zirconio, la superficie de los cuales está tratada por diferentes procesos fisicoquímicos. Normalmente su colocación precisa únicamente de anestesia local, este dispositivo de titanio se coloca dentro del hueso del maxilar o mandíbula y se adhiere a él firmemente, este proceso se denomina osteointegración y tiene lugar en un tiempo que oscila entre 2 y 6 meses. Dado que simula una raíz dental, no es necesario tallar las piezas dentales sanas adyacentes para la colocación de la prótesis dental definitiva.

La seguridad de la colocación de los implantes dentales es aproximadamente del 96%, por lo que considerado un tratamiento muy seguro.

Existen modalidades de tratamiento como la carga precoz o inmediata, que consiste en realizar la prótesis que se sustenta sobre los implantes en el mismo momento de la cirugía o en las semanas siguientes.

Las nuevas tecnologías nos permiten la planificación de los implantes dentales mediante programas informáticos aplicados a técnicas de imagen en 3 dimensiones permitiendo realizar guías quirúrgicas por ordenador que nos indicarán dónde debemos colocar los implantes así como la angulación idónea para la posterior colocación de la prótesis dental.

Para conseguir unos resultados óptimos en la colocación de implantes son necesarias algunas condiciones:

a. Un profesional con amplia formación y experiencia en cirugía Oral y Maxilofacial que permita ofrecer el mejor tratamiento teniendo en cuenta las necesidades individuales de cada paciente no sólo en el campo de la cirugía oral, sino también en el de todo su organismo como pudieran ser otras enfermedades y tratamientos concomitantes.

b. La colocación de implantes dentales requiere una indicación y diagnóstico correcto para que el porcentaje de éxito este en el 96%.

c. Un estudio correcto consistente en una ortopantomografía, TAC dental y en ocasiones férula quirúrgica que podrá ser realizada mediante computadora o con la técnica tradicional según precise el caso.

d. La cirugía de implantes precisa unas condiciones de esterilidad e higiene para conseguir las tasas de éxito existentes.

e. Como todo acto quirúrgico, la cirugía de implantes dentales está sujeta a posibles complicaciones y efectos adversos, por lo que se precisará la firma del consentimiento informado.

f. Para que los implantes dentales puedan desarrollar su función correctamente durante largo plazo de tiempo se requiere un seguimiento y control por parte tanto de su cirujano como de su odontólogo rehabilitador, así como un compromiso de rigurosa higiene oral por parte del paciente.

Cirugía Ortognática

La cirugía ortognática se denomina también "Ortodoncia quirúrgica" porque, al igual que un ortodoncista reposiciona los dientes, un cirujano maxilofacial utiliza la cirugía ortognática para cambiar de posición los huesos faciales (maxilar superior e inferior).

Por lo general se realiza en conjunto con la ortodoncia para que los dientes estén en la posición correcta después de la cirugía. El objetivo de la cirugía ortognática es la corrección de una amplia gama de irregularidades y malposiciones de los huesos faciales. Los beneficios incluyen una mejora de la capacidad para masticar, hablar y respirar. En la mayoría de los casos, también resulta mejorada la estética del paciente.

Cirugía Oral

Inclusiones Dentarias:

Los dientes de leche se recambian por los dientes definitivos entre los 6 a 12 años de edad, pero a veces bien por problemas de espacio, por traumatismos o bien por causas desconocidas no se produce ese recambio de las piezas dentales. Estas piezas definitivas en lugar de ocupar su posición en la arcada mandibular o maxilar, sufren su desarrollo normal, tanto de las raíces como de la corona, dentro del hueso donde se localizan.

A este proceso cuando persiste en una edad en la que habitualmente el diente debería estar en su posición en la arcada, le denominamos inclusiones dentarias. Cualquier pieza puede sufrir un proceso de inclusión, si bien al ser las últimas en erupcionar y por lo tanto, tener más problemas de espacio suelen afectar con mayor frecuencia a los cordales o muelas del juicio. Siendo por motivos similares los caninos del maxilar superior los segundos en frecuencia.

Las piezas dentales incluídas se deben exodonciar cuando originen procesos inflamatorios en los tejidos vecinos, la formación de caries en dientes adyacentes así como la reabsorción de sus raíces y perdida precoz.

Estas piezas incluídas pueden ser origen de quistes dentales y tumores, así como producir la perdida ósea en dientes vecinos favoreciendo los procesos infecciosos locales por la formación de bolsas periodontales.

Para poder obtener mayor espacio en el tratamiento ortodóncico está indicado la realización de exodoncia de las piezas incluídas.

La intervención se realiza bajo anestesia local, dada la manipulación de los tejidos blandos y duros intraoral es normal unos días de inflamación postoperatoria, pero las complicaciones o secuelas suelen ser mínimas.

Quistes dentarios.

Los quistes odontogénicos representan una de las principales causas de destrucción de los maxilares siendo procesos relativamente frecuentes. En la mayor parte de los casos tienen relación con los dientes vecinos siendo un proceso infeccioso originado en el diente, que se extiende al hueso adyacente la causa de la mayor parte de ellos. Pueden crecer sin dar síntomas siendo un flemón dental o la inflamación de los tejidos blandos de la cara o el cuello la primera manifestación del proceso, tras muchos años de evolución. Generalmente será necesario un tratamiento combinado, tratando el foco de la infección; en este caso el diente y el quiste, ya que una vez formado será necesaria la cirugía para la extirpación del mismo. Tenemos que saber que estos quistes pueden tener otras causas como son las alteraciones del desarrollo de los maxilares e incluso a veces tendremos que diferenciarlos de tumores que presenta el mismo aspecto clínico y radiológico, por lo que siempre tendremos que realizar un estudio microscópico del tejido extirpado para realizar un diagnostico preciso que nos permita la realización del tratamiento más completo.

Ante cualquier proceso inflamatorio de origen dental, flemón; absceso será recomendable la visita al odontólogo y la realización de una Ortopantomografia como prueba inicial para descartar patología quística de los maxilares.

Cirugía periodontal

La enfermedad periodontal es la causa principal de la extracción de piezas dentarias en pacientes de 30 o mas años de edad. Esta enfermedad es causada por agentes irritantes locales como la placa bacteriana y el sarro, el acumulo de restos alimenticios, la respiración bucal, la nicotina, etc.

Como respuesta a todos estos agentes irritantes la encía responde con una inflamación crónica, gingivitis, caracterizada por el enrojecimiento, con fácil sangrado y dolorimiento de las encias. Sin tratamiento este proceso avanza y la infección profundiza hacia la raíz de los dientes, provocando una respuesta inflamatoria defensiva asociada con la perdida de las estructuras que se encuentran a este nivel, periodonto (,) y la creación de focos de infección permanentes a estos niveles, bolsas periodontales. Una vez formadas estas bolsas es muy difícil para el paciente la eliminación del acúmulo de agentes irritantes que se depositan en ellas. Al avanzar el proceso, la perdida de hueso alrededor de las raíces de los dientes provocan la movilidad de los mismos, en una primera fase y la caída temprana después.

El tratamiento de esta enfermedad engloba la actuación de varios profesionales, el cirujano maxilofacial realizará los procedimientos quirúrgicos necesarios para eliminar los focos crónicos de infección y reconstrucción de las estructuras que el proceso inflamatorios ha destruido, siendo los nuevos materiales sintéticos, sustitutos óseos. El odontólogo realizará los procedimientos de ajuste oclusal y rehabilitación de piezas perdidas, y el paciente también tendrá un papel destacado erradicando aquellos hábitos que supongan una perpetuación del proceso infeccioso.

Biopsia de la mucosa oral

En todas aquellas lesiones de nueva aparición que se localicen en la cavidad oral, que tengan más de 2 semanas de evolución, es aconsejable la realización de un biopsia, especialmente en personas fumadoras. La biopsia consiste en la toma de una muestra de ese tejido bajo anestesia local, para que se realice un estudio microscopico que nos permita alcanzar un diagnóstico mas preciso, sobre todo acerca de la benignidad o malignidad de la lesión que estamos tratando. En función del resultado de esta biopsia podremos realizar un seguimiento del paciente, o será necesario ampliar el tratamiento quirúrgico.



Acreditaciones Principales