Manga Gástrica


Introducción

SLEEVE GASTRICO, MANGA GASTRICA, GASTRECTOMIA VERTICAL O REDUCCION DE ESTOMAGO


La reducicón de estómago es un procedimiento quirúrgico para el tratamiento de la obesidad mórbida. Pretende conseguir y mantener la pérdida del exceso de peso, mediante la reducción del volumen gástrico y con ello una limitación de la capacidad de ingerir alimentos y la producción temprana de sensación de saciedad. Ello facilita el cambio conductual de hábitos alimentarios. 


Tiempo de intervención

1 a 3 horas según caso

Cama

2 noches

Recuperación

48-72 horas

Anestesia

General

Efecto

Desde el inicio y progresivo hasta 1 año

Resultados

Permenentes


Procedimiento

La laparoscopia consiste en el abordaje del abdomen mediante la introducción de un instrumental especial a través de pequeñas incisiones, creando un espacio tras la introducción de gas. La técnica quirúrgica no difiere de la habitual. En casos en que técnicamente o por hallazgos intraoperatorios no sea posible concluir la cirugía por esta vía se procederá a la conversión a cirugía abierta.


Se reduce la capacidad del estómago aislando parte del estómago al paso de la comida mediante grapado y extirpación de parte del estómago.

El procedimiento de Cirugía bariátrica o Reducción de estómago requiere anestesia general, de cuyos riesgos le informará el anestesiólogo. Es posible que durante o después de la intervención pueda ser necesaria la administración de sangre y/o productos derivados de la misma. Sobre todo ello se le ofrecerá información adecuada y se solicitará su autorización.

En el postoperatorio puede ser necesaria su estancia en la Unidad de Cuidados Críticos, así como el empleo de técnicas especiales para vigilar y mantener la circulación y la respiración durante y después de la intervención.

Por los cambios generados en el tubo digestivo, se producirá una sensación temprana de saciedad al iniciar la ingesta.

Es frecuente que después de perder peso pueda requerir posteriores intervenciones quirúrgicas para la reducción de colgajos cutáneos, mamoplastias, dermolipoplastias, etc...

Situaciones especiales que deben ser tenidas en cuenta

Si usted es una mujer en edad fértil, debe saber que está desaconsejado el embarazo durante la fase de pérdida rápida de peso, ya que la nutrición del feto puede verse afectada.

Después de la intervención y durante el seguimiento, tendrá que comprometerse a seguir las indicaciones de los Nutricionistas y Psicología clínica. Con ellas se tratará de modificar sus hábitos alimentarios, sociales y de actividad física. Puede ser necesaria la ingesta periódica o continuada de suplementos nutricionales.


 


Beneficios

La obesidad mórbida es una enfermedad metabólica resistente a tratamientos convencionales. Se produce cuando se excede cierto grado de sobrepeso, generando graves riesgos de salud (endocrinos, circulatorios, respiratorios, osteoarticulares y otros), e incluso de mortalidad por las consecuencias directas del sobrepeso, o por las patologías que esta induce. 


A medio y largo plazo la intervención producirá una pérdida de peso mantenida, y posiblemente la curación o mejoría de los problemas médicos asociados a ella (diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, artropatías de miembros inferiores, problemas respiratorios del sueño, etc.), así como la mejora de la calidad de vida relacionada con la salud (autoestima, rol social, capacidad para el trabajo, etc.).

También está demostrada la prolongación de la vida de los pacientes con obesidad que se intervienen respecto a los no intervenidos.


Riesgos

Cualquier actuación médica tiene riesgos. La mayor parte de las veces los riesgos no se materializan, y la intervención no produce daños o efectos secundarios indeseables. Pero a veces no es así. Por eso es importante que usted conozca los riesgos que pueden aparecer en este proceso o intervención.


Las complicaciones se pueden presentar hasta en 1 de cada 100 pacientes, y habitualmente se resuelven con tratamiento médico (medicamentos, sueros, etc.), y en algunos casos pueden requerir una reintervención, generalmente de urgencia. No obstante, algunas de ellas tienen un riesgo de mortalidad (actualmente 0,02% similar a la de una apendicectomía o colecistectomia)



F.A.Q.

La principal alternativa a la Cirugía Bariátrica consiste en el cumplimiento a largo plazo de hábitos de vida saludable que incluya una dieta hipocalórica, realización de actividad física diaria. Los pacientes que se intervienen son resistentes a la pérdida de peso y muestran episodios previos de efecto rebote tras dieta.


Opinión experto

Dr. Oscar Gonzalez

Dr.  Oscar Gonzalez

Es muy satisfactorio ver como estos pacientes no solo mejoran estéticamente, sino también en salud y  calidad de vida  ganando en autoestima y retomando actividades que anteriormente no podían realizar debido a su sobrepeso.

Curriculum


Acreditaciones Principales