Blanqueamiento Dental


Tratamiento

Con el paso de los años, los dientes van perdiendo el color natural que hace la sonrisa tan atractiva. Pero existen otras causas que pueden oscurecerlos o mancharlos. La solución para la mayoría de estos casos es el blanqueamiento, una técnica sencilla que puede realizarse en la consulta o en el propio hogar, siempre bajo supervisión del especialista.

Los dientes no tienen un color uniforme en toda su superficie, sino que sus tonalidades van variando según el lugar. La parte más cercana a la encía normalmente tiene un tono más oscuro que el resto del diente. Aunque este tratamiento se conoce con el nombre de “blanqueamiento dental”, no es la expresión más adecuada para definirlo ya que lo que realmente se realiza es una aclaración del color del esmalte. El resultado son unos dientes más blancos que conservan esa variedad de tonos que tienen nuestras piezas dentales.


Tiempo de intervención

45 minutos

Cama

No se requiere

Recuperación

Inmediata

Anestesia

No se requiere

Efecto

Inmediato

Resultados

Duraderos


En qué consiste

Esta técnica puede llevarse a cabo en la consulta del especialista o en casa. El blanqueamiento en consulta es más rápido que el realizado en el hogar. Generalmente son necesarias una o dos visitas de entre 40 y 60 minutos por sesión. En ocasiones, según el estado de los dientes, deberá reforzar el efecto blanqueador conseguido con el tratamiento que se haga en casa.

El blanqueamiento dental en consulta es una técnica de aclaración del color del esmalte que se efectúa en tres pasos: protección de la zona de la encía que limita con el diente, aplicación de la sustancia blanqueadora y activación de la misma. Tras proteger las encías y los labios, el especialista esparce por los dientes una solución blanqueadora concentrada. La activación de esta sustancia se realiza de diferentes formas, según sea el tipo de blanqueamiento.

Para el blanqueamiento en el hogar es necesario crear un molde (férula) de plástico que se ajusta perfectamente a los dientes a blanquear. Este molde se rellena con una solución blanqueadora y se coloca sobre los dientes, dejándolo así durante el tiempo especificado por el dentista, que varía según la concentración de la solución y el tipo de blanqueamiento elegido. El proceso se repite diariamente y los resultados finales son visibles al cabo de dos o tres semanas.

Hospitalización y antestesia

El blanqueamiento dental se realiza con carácter ambulatorio, es decir, sin necesidad de ingresar en el centro. Es una técnica indolora, por lo que no se aplica ningún tipo de anestesia.


Los beneficios

Podrá lucir una sonrisa más sana y radiante, con una tonalidad más clara después del tratamiento.


Pre-operatorio

Antes del blanqueamiento, es imprescindible realizarse una higiene bucal.


Post-tratamiento

Tras el blanqueamiento, deberá tomar algunas precauciones para evitar que los dientes se manchen u oscurezcan. Si el procedimiento ha sido realizado con un molde dental en casa, durante el tiempo que dure el tratamiento deberá abstenerse de comer o beber alimentos que puedan manchar los dientes -café, té, vino tinto, etc.-, así como de fumar. Una vez finalizado, es recomendable reducir el consumo de estos productos para evitar que los dientes se oscurezcan en exceso y conservar el blanqueamiento el máximo tiempo posible. En aso de ingerirlos, realícese un buen cepillado tras la ingesta.

Si el blanqueamiento ha tenido lugar en la consulta, estos alimentos así como el tabaco le estarán prohibidos durante las 24 horas siguientes.

En los dos o tres días posteriores al tratamiento, suele aparecer sensibilidad dental en algunas piezas que irá remitiendo.


F.A.Q.

No. Existen diferentes coloraciones del diente y pueden darse algunos casos en los que no se obtenga el efecto deseado (tinción por tetraciclinas). Por ello es fundamental la valoración del especialista. A pesar de todo, su dentadura siempre mantendrá un color más claro que antes del blanqueamiento.

Tiene una duración de entre dos y cinco años, dependiendo del tipo de blanqueamiento y de sus hábitos. Pasado este tiempo, si lo desea puede someterse de nuevo al tratamiento.

Debe evitar fumar y consumir en exceso alimentos que produzcan tinción o puedan manchar (café, té, vino tinto). En caso de ingerirlos, es conveniente realizar un cepillado tras la ingesta.


Acreditaciones Principales