Cirugía de Lipedema


Introducción

El lipedema es una enfermedad del tejido adiposo (tejido graso) que implica un acúmulo progresivo patológico de células grasas en las piernas, aunque también puede producirse esta acumulación en los brazos. Como consecuencia se produce un aumento de volumen muy por encima del peso corporal que, además, viene acompañado de determinados síntomas. Afecta casi exclusivamente a mujeres. Aunque no hay datos oficiales, los expertos calculan que entre un 4% y un 11% del sexo femenino a nivel mundial padece lipedema en diferentes grados.

La enfermedad, reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), suele confundirse en su diagnóstico con otras patologías como la obesidad o el linfedema. Sus principales características son:

• Aumento de volumen en la zona afectada y desproporción de esta respecto a otras zonas del cuerpo.
• Sensación de pesadez y dolores continuos.
• Episodios repentinos de inflamación.
• Aparición de la copa de Cuff o más conocido como el signo del pijama, es decir, el volumen graso empieza a acumularse justo encima de los tobillos y no debajo de estos.
• Aparición de hematomas. 
• Aumento de sensibilidad al contacto.

La pesadez y el dolor en las piernas son los síntomas más comunes del lipedema. Limitan bastante la movilidad del paciente. La grasa del lipedema apenas responde a dietas, es decir, que aunque adelgaces no hay cambios en el volumen de las extremidades.

El diagnostico es clínico, aunque siempre hay que estudiar la funcionalidad del sistema linfático mediante una linfogammagrafía ya que si hubiera un linfo-lipedema el enfoque terapéutico seria diferente.

Uno de los problemas para el diagnóstico de esta enfermedad es que los propios médicos ignoran su existencia. De ahí, que el lipedema se confunda con otras afecciones como la obesidad o el linfedema.

Todos los lipedemas mejoran, aunque la mejoría depende del volumen de la hipertrofia grasa de la paciente, de la calidad de la piel y del componente vascular. Otro factor importante es la edad de la paciente ya que como más joven es la paciente mejor resultado podemos obtener ya que la piel responde mejor ante la reducción del volumen ya que posee mayor capacidad de contracción. Podemos afirmar con absoluta honestidad que todas las pacientes mejoran la calidad de vida; la reducción considerable del volumen, el dolor y la eliminación de la sensación de pesadez e incluso en pacientes con buena calidad de piel se puede lograr la restitución del contorno como si nunca hubieran padecido de un lipedema.


Tiempo de intervención

3-5 horas

Cama

2-7 días

Recuperación

3 semanas

Anestesia

General

Efecto

A valorar en cada caso

Resultados

A valorar en cada caso


Tratamiento

Una vez descartada la alteración del sistema linfático, se puede abordar la lipodistrofia de las extremidades mediante una técnica de lipoaspiración selectiva. Nosotros la denominamos Liposucción Linfática Selectiva. Es una técnica de reducción de volumen mediante la extracción de grasa sin dañar el sistema linfático.


La liposucción Linfática Selectiva, consiste en eliminar la hipertrofia grasa subcutánea mediante una cirugía mínimamente invasiva. Se combina un vibro-lipoaspirador mediante isquemia distal y tumescencia líquida proximal con un estudio intraoperatorio mediante verde de indocianina para preservar los canales linfáticos funcionantes. De esta manera, eliminamos la grasa a través de unas pequeñas incisiones manteniendo el Sistema Linfático activo. La Cirugía se lleva a cabo bajo anestesia general, requiriendo un ingreso de 3 a 4 días en el Hospital.



Es una técnica combinada, que es diferente a la liposucción de cirugía estética. Se basa en la combinación de dos técnicas:

A nivel distal (de rodilla a tobillo): utilizamos la Power Assisted Liposuction bajo isquemia total. Esta técnica nos permite definir y perfilar el tobillo, y además evita ala pérdida sanguínea de la mitad de la pierna.

A nivel proximal (muslo y zona glútea): utilizamos la Water Assisted Liposuction, es decir una liposucción combinada con suero fisiológico y vasoconstrictores para reducir la pérdida hemática. A veces dependiendo de la piel de la paciente asociamos el Bodytite para mejorar la contracción cutánea.

Con este plan terapéutico diseñado por el Prof. Hakan Bronson de la Univesidad de Malmo y mejorado por el Prof. Jaume Masia de la Universitat Autónoma de Barcelona podemos realizar el tratamiento del lipedema en más del 80% de pacientes en un solo tiempo quirúrgico. Es decir, las pacientes podrán ser operadas en una sola operación las dos piernas y solo deberán pasar por un único postoperatorio. Van a tener una recuperación más rápida y no deberán cursar varias bajas laborales.


Postoperatorio

Nuestras pacientes pasan 3 días ingresadas tras la cirugía para que así los cuidados postoperatorios y el cambio de medias lo realicen junto a un equipo especializado de enfermería sin dolor. Durante el ingreso, enfermería especializada les acompañará durante todo el proceso para conseguir un resultado óptimo de la cirugía. Otro motivo para estar ingresadas durante varios días es que así reducimos el riesgo de complicaciones postoperatorias a prácticamente cero. Hay que recordar que esta cirugía si no se hace en manos expertas y con un buen equipo puede tener complicaciones tan graves como: tromboembolismo pulmonar, embolias grasas, necrosis cutáneas, seromas masivos, linfangitis e incluso provocar un linfedema yatrógeno.


Las pacientes deberán llevar medias compresivas únicamente tras la cirugía durante unos meses para conseguir una correcta contracción de la piel. En todo momento están tutorizadas por el equipo médico y por la enfermera gestora de pacientes de lipedema/linfedema.


Postoperatorio Inmediato



Opinión experto

Dr. Jaume Masià
Dr. Jaume Masià

Con este plan terapéutico nuestras pacientes podrán ser operadas en una sola intervención de las dos piernas y solo deberán pasar por un único postoperatorio. permitiendo una recuperación más rápida y no cursar varias bajas laborales

Curriculum Entrevista


Acreditaciones Principales