Mentoplastia Feminizante


Introducción

La mentoplastia es una intervención destinada a aumentar o disminuir el tamaño del mentón para conseguir una mayor armonía tanto en el rostro como en el perfil del  paciente.

La valoración estética de la cara debe realizarse en función de la relación tridimensional existente entre cada una de sus zonas. Por este motivo sus relieves óseos adquieren una gran importancia, y entre estos podemos destacar los pómulos y el mentón.

Un mentón insuficiente distorsiona el plano facial y el contorno de la boca y además acorta la profundidad del cuello. Mediante  laintervención quirúrgica de aumento de mentón podemos dulcificar el perfil, resaltar la boca y los labios y en general conseguir unas facciones más femeninas y equilibradas a aquellas personas que tienen el mentón poco prominente en relación con su nariz y el resto de rostro.

Una barbilla demasiado pronunciada resulta inadecuada en la estética facial femenina y especialmente importante su corrección en la mujer y en la reasignación de género.

La cirugía del mentón hoy día es realizada de forma personalizada y a medida  para cada paciente. Mediante un análisis 3D de la cara del paciente el equipo de cirugía maxilofacial de Clínica Planas puede proponerle un tratamiento único y específico para cada paciente.


Tiempo de intervención

30 min

Cama

Nose requiere

Recuperación

1 día

Anestesia

Local

Efecto

Inmediato

Resultados

Permanente


¿En qué consiste?

El aumento de mentón puede hacerse por los mismos procedimientos que el de los pómulos. En este caso, el implante de prótesis se hace por vía endobucal con lo cual tampoco se dejan cicatrices.

También existe la posibilidad de aumentar el mentón mediante grasa propia.

Esta cirugía puede asociarse a cirugía del contorno óseo facial para mejorar la forma de la mandíbula o los pómulos.



Preoperatorio

El especialista evaluará su estado de salud y la calidad de la piel y elaborará un historial médico. Así podrá determinar la técnica que va a seguir en su caso concreto.

Como en el resto de las operaciones faciales el estado de la piel es importante para el éxito de la intervención.

En el caso del mentón se deben descartar afecciones bucales


Postoperatorio

Generalmente sólo se precisa un día de hospitalización, salvo que sea un procedimiento combinado con otras operaciones que necesiten mayor tiempo.

En este tipo de intervención, la recuperación es rápida y raramente aparece alguna molestia; por ello, la reincorporación a la vida cotidiana y laboral es casi inmediata.

Tras el implante debe mantenerse una cuidada desinfección de la zona, especialmente si el implante se ha realizado por vía endobucal. El edema puede persistir algún tiempo, pudiendo mejorarse mediante masaje de drenaje linfático.


Beneficios

Es extraordinario el cambio facial que se produce tras una operación de mentón. Se recuperan las proporciones y la armonía facial.


Acreditaciones Principales