¿Cómo disimular el pecho grande?

como disimular pecho grande

Cuando hablamos de estética corporal, no existen unas medidas perfectas para todo el mundo; el objetivo es alcanzar la armonía entre las diferentes dimensiones de la silueta. Una de las consultas más comunes en cirugía mamaria es el de las pacientes que tienen un pecho demasiado grande y que, inevitablemente, luce desproporcionado respecto al resto de la figura.

En este post te contamos cómo disimular el pecho grande y qué soluciones quirúrgicas tenemos a nuestro alcance.

Inconvenientes de tener un pecho grande

Dorsalgia

Dorsalgia es el nombre por el que conocemos al dolor en la región dorsal de la espalda. Esta afección puede tener diferentes causas, como son malas las posturas o el sedentarismo, pero también el exceso de volumen en el pecho. Esto es debido a que un gran volumen se traduce en un gran peso, que a su vez suele acarrear malos hábitos posturales.

Es por esto que la cirugía de reducción de pecho tiene beneficios más allá de lo estético: en la mayoría de los casos aporta bienestar a la vida de la paciente, al reducir estos dolores y molestias.

Surcos en los hombros

Otra consecuencia de tener un pecho grande es el surco que se crea por donde pasan las tiras del sujetador. Al tener que sujetar mucho peso, a menudo estas tiras provocan un hundimiento en el hombro, dejando estos surcos antiestéticos.

Para evitar estas molestias es importante elegir un sujetador que tenga una buena tira, preferiblemente:

  1. Que sea elástica
  2. Que tenga una buena sujeción
  3. Y que sea algo más ancha que la de un sujetador con una copa más pequeña.

Eritemas en la parte inferior del pecho

El tercer problema asociado a un pecho muy grande es el intertrigo. Se trata de una inflamación o sobreinfección bacteriana o de hongos en la parte debajo del pecho por el sudor.
Se produce cuando hay una irritación de la piel, que favorece la proliferación de hongos en la parte inferior del pecho, sobreinfección y eritema.

Problemas a la hora de vestirse

Un gran volumen en el busto puede conllevar problemas a la hora de encontrar ropa que nos favorezca. El problema es que, a menudo, tenemos que optar por tallas más grandes, sobre todo en cuanto a camisas o vestidos ajustados, porque las prendas de nuestra talla no pueden abarcar el pecho cómodamente.

Solicita una cita con nosotros

Consejos de moda para disimular el tamaño del pecho

Elegir un sujetador adecuado

Como veremos más adelante en este artículo, es fundamental elegir un sujetador que se ajuste correctamente a nuestro cuerpo y que cumpla ciertas características. Esto nos ayudará a lucir un pecho más pequeño y bien posicionado.

Prestar atención al escote de las prendas

En función del tipo del escote que elijamos vamos a potenciar o a disimular el volumen del pecho. Si tratamos de crear la imagen de un pecho más pequeño, el escote en V es un gran aliado. Por otro lado, nos interesa descartar los escotes cuadrados o los tortuga, ya que tienden a hacer que el busto se vea más grande.

Evitar los estampados grandes

Las prendas con estampados demasiado grandes, así como las rayas horizontales, van a crear el efecto de una silueta más voluminosa. Omítelos si quieres reducir visualmente las dimensiones del pecho o de cualquier otra zona del cuerpo.

 

¿Cómo elegir el mejor sujetador de talla grande?

A la hora de elegir un sujetador debemos fijarnos en dos objetivos:

  1. Desde el punto de vista funcional, nos interesa encontrar un sujetador que sujete cómodamente el pecho y evite los surcos en los hombros.
  2. Desde el punto de vista estético el objetivo es que el pecho se vea menos caído y menos grande, más acorde con el resto de las dimensiones de nuestro cuerpo.

En este sentido, un primer consejo para una mujer con el pecho grande es elegir el sujetador en una tienda especializada o en una corsetería de toda la vida. El motivo es que las grandes cadenas o tiendas más comerciales normalmente ofrecen un menor abanico de opciones que combinen el contorno torácico y la copa del pecho.

Pero si hay algo fundamental y que no todas las mujeres hacen, es conocer nuestra talla correcta de sujetador. Para ello hay que tener en cuenta dos dimensiones:

  1. El contorno. Esta es la medida del contorno torácico por debajo del pecho y del contorno del tórax por encima del pecho. Normalmente va entre la 80 y la 140.
  2. Por otro lado está la copa, que tiene en cuenta cómo de grande es la mama. Hablamos de una copa A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K. Cuánto más avanzada la letra conforme al orden alfabético, más grande será la copa del sujetador.

Existe la posibilidad de que una mujer tenga una talla muy pequeña de contorno torácico, por ejemplo una 90 una 95, con una copa muy grande, como sería una copa F. Este tipo de sujetador es normal no encontrarlo en tiendas de grandes cadenas o en portales online, por lo que lo indicado sería acudir a una tienda especializada.

En conclusión, lo ideal sería entender bien cuál es nuestra talla de sujetador (teniendo en cuenta tanto la copa como el contorno torácico) y encontrar el modelo adecuado que se ajuste a la perfección a nuestra anatomía.

 

Nuestros tratamientos de reducción de pecho

Reducción de pecho

La cirugía de reducción de pecho -también conocida como mamoplastia de reducción- tiene como objetivo reducir el volumen y modificar la forma de la mama. A grandes rasgos tiene dos beneficios principales:

  1. Beneficios estéticos: dándole a las mamas un aspecto más armónico respecto al resto a la silueta, lo cual se traduce en un pecho más juvenil.
  2. Beneficios de salud: al reducir los problemas posturales y dolores de espalda, así como otras molestias asociadas a un pecho demasiado grande.

La intervención se realiza mediante anestesia general y requiere una noche de ingreso en clínica. En cuanto a la cicatriz resultante, dependerá de la técnica utilizada, que a su vez se elegirá en base a factores como del volumen de las mamas o la altura del pezón.

Reducción de pecho combinada con mastopexia

Es habitual que la cirugía de reducción de mama se combine con una mastopexia o elevación de pecho, especialmente en el caso de pacientes de mayor edad. El motivo es que un pecho grande, casi siempre, es a su vez un pecho caído. ¿Por qué? Porque excepto en casos de pacientes jóvenes, la piel de las mamas ha estado durante muchos años aguantando ese peso, lo cuál provoca una distensión. Mediante la cirugía de elevación de las mamas vamos a elevar la areola y el pezón, obteniendo como resultado un pecho firme y bien formado.

TRATAMIENTOS RECOMENDADOS

Reducción de pecho

La reducción de mamas tiene como objetivo principal la modificación de la forma y tamaño del pecho, consiguiendo una mejora estética y ganando calidad de vida.

Elevación de pecho

La elevación mamaria permite recuperar la posición y firmeza de los pechos que, por motivos como la lactancia o el adelgazamiento, han provocado la caída de los mismos.

Reducción de Areolas/Pezón

Para algunas mujeres, unos pezones excesivamente grandes pueden ser motivo de complejo. La solución pasa por una pequeña intervención quirúrgica con anestesia local.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLINICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.comInformación Adicional: Política de Privacidad

Contactar