Tipos de rinoplastia: ¿Cuántos existen y cuál elegir?

tipos de rinoplastia

El tamaño y la forma de la nariz son elementos fundamentales de la armonía facial. Las deformidades nasales suponen, por lo tanto, un problema estético que en ocasiones es causa de importantes complejos. Para estos casos contamos con la cirugía de rinoplastia. Pero como no hay dos narices iguales, existen múltiples tipos de rinoplastia en función de la deformidad a corregir, el objetivo del paciente, etc. Sigue leyendo si quieres saber más.

Rinoplastias según el tipo de cirugía

Rinoplastia clásica

En la rinoplastia clásica se utiliza la lima convencional, junto a los osteotomos y el martillo, para remodelar el hueso, que es la parte más proximal o superior de la nariz -la más cercana a los ojos-.

Rinoplastia ultrasónica

En la rinoplastia ultrasónica nos servimos de un dispositivo ultrasónico que maximiza la precisión en la cirugía, además de que permite limar y remodelar los huesos propios de la nariz respetando los tejidos blandos y los vasos sanguíneos. Como consecuencia, se reduce el sangrado y la aparición de hematomas y por lo tanto hay menos molestias postoperatorias. En la actualidad, aplicamos esta técnica en casi todas las rinoplastias que realizamos.

 

A su vez, tanto si es clásica como si es ultrasónica, podemos hablar de:

Rinoplastia abierta

Se aplica la rinoplastia abierta cuando necesitamos tener un acceso más directo a todos los cartílagos de la punta, sobre todo si hay que remodelarlos o poner injertos de cartílago del propio paciente. Así podemos cambiar la forma del ángulo naso-labial o de la punta.
Se realiza haciendo una pequeña incisión en la base de la nariz para poder despegar la piel y tener un acceso directo a la visión de los cartílagos de la punta nasal.

Rinoplastia cerrada

Cuando no hay que modificar la punta porque ya tiene una forma correcta se puede hacer la rinoplastia por vía cerrada, sin ninguna incisión exterior en la columela. Esto implica que por lo tanto no hay cicatriz.
Elegir una u otra técnica dependerá de las necesidades del caso, especialmente de lo que tengamos que hacer en la punta nasal. Es importante saber que la recuperación es similar, ya se aplique rinoplastia abierta como cerrada.

Solicita una cita con nosotros

Rinoseptoplastia

Todos los tipos de rinoplastia se pueden combinar con una cirugía de septoplastia. De este modo, en el mismo acto quirúrgico podemos no sólo modificar la estética de la nariz, sino también solucionar problemas en la función respiratoria.

Rinoplastia según la técnica

Rinoplastia preservadora

La rinoplastia preservadora suele estar indicada en casos muy seleccionados de rinoplastia. Se caracteriza porque se mantiene toda la bóveda nasal y se trabaja en la parte del tabique para reducir el tamaño de la nariz sin tener que limar la parte superior. De este modo moldeamos los huesos y cartílagos nasales sin lesionar la anatomía natural de la nariz y sin dañar los ligamentos y válvulas nasales.

Rinoplastia estructural

La rinoplastia estructural es la técnica quirúrgica de rinoplastia más utilizada y consiste en la modificación y reconstrucción de la estructura interna y externa de la nariz. La rinoplastia estructural aborda de manera integral la anatomía nasal, teniendo en cuenta factores funcionales y estéticos. Este enfoque busca lograr resultados más naturales y armónicos al mejorar la estabilidad y la forma estética de la nariz, teniendo en cuenta la relación entre sus componentes cartilaginosos y óseos.

Rinoplastia sin cirugía

Rinomodelación

En algunos casos en los que necesitamos mejorar la forma de la nariz sin reducir su tamaño podemos optar por la rinomodelación. Este tratamiento estético consiste en la inyección de productos de relleno reabsorbibles en el dorso nasal, para corregir pequeñas deformidades y lograr una nariz más armónica.
Hay que tener en cuenta, eso sí, que los resultados tienen una duración aproximada de 18 meses. Transcurrido este tiempo es necesario repetir el procedimiento. Sólo se utiliza en casos muy seleccionados de pequeños defectos nasales.

Tipos de rinoplastia según el objetivo estético

Nariz aguileña

La nariz aguileña se caracteriza por tener un dorso demasiado elevado, formando una curva convexa. Normalmente se combina también con una caída de la punta de la nariz. Se soluciona mediante una rinoplastia de reducción, en la que vamos a limar la giba y a estrechar el puente nasal. También trataremos la punta nasal, pudiendo tratarse de una rinoplastia abierta o cerrada en función del caso.

Nariz hundida

Es el caso contrario a la nariz aguileña, es decir, el dorso nasal tiene menos proyección de la que debería para resultar armónico. En estos casos se realiza una rinoplastia de aumento, ya que colocamos injertos -normalmente de cartílago- que extraemos del propio tabique o de la costilla, para reconstruir ese dorso hundido.
Una nariz hundida puede deberse a traumatismos, a cirugías anteriores no exitosas o simplemente tratarse de narices con el caballete deprimido.
Otra técnica que en ocasiones se utiliza para elevar el dorso hundido es la técnica de la lámina de regeneración dérmica, inventada por el Dr. Jorge Planas.

Nariz corta

En este supuesto la cirugía consiste en colocar un injerto de cartílago en L en la base de la nariz -en la columela- para alargar la nariz. Una nariz corta normalmente se caracteriza por tener un ángulo naso-labial demasiado abierto que expone en exceso los orificios nasales, cosa que también se corrige.

TRATAMIENTOS RECOMENDADOS

Rinoplastia Ultrasónica

La rinoplastia es una intervención quirúrgica destinada a la corrección de las deformaciones nasales con la finalidad de mejorar el equilibrio y la armonía facial.

Septoplastia

La septoplastia tiene como finalidad la corrección de las deformidades del tabique nasal que provocan la dificultad respiratoria.

Rinomodelación

Corrección de nariz sin pasar por quirófano, mediante la infiltración de productos de relleno como el ácido hialurónico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLINICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.comInformación Adicional: Política de Privacidad

Contactar