Eliminación de tatuajes – Piel sin huella

Eliminación de tatuajesBorrar el pasado de una piel decorada es posible. La eliminación de tatuajes por láser permite eliminar esa flor en el tobillo o la víbora en el bíceps que, después de unos años, ya no se desean. Un tratamiento que, aunque depende de los casos resulta lento y requiere varias sesiones, consigue dejar la piel sin mácula. 

¿Quién no ha estado alguna vez tentado de tatuarse? Decorar la piel es una práctica casi ancestral. Y es que los tatuajes cuentan siempre historias vividas o por vivir. Hay quien se tatúa para no olvidar (un amor, un hijo, un hito…), hay quien lo hace para adornar su cuerpo… y también hay quien busca resaltar algo de su geografía humana de lo que se enorgullece especialmente: un bíceps musculado, un hombro bonito, un tobillo bien torneado… Fuera cual fuera el motivo que empujaba a marcarse la piel, los tatuajes requerían cierta valentía: ¡eran para siempre! Afortunadamente, los tiempos cambian y hoy la revolución láser llega con su magnífico haz de luz, una eficaz herramienta para eliminarlos o, en algunos casos, atenuarlos.

Huellas con historia

eliminación de tatuaje polinesio

El tatuaje no es algo nuevo que haya aparecido entre las jóvenes generaciones aficionadas a los piercings o a tatuarse la piel. Banks, artista científico que navegó junto al Capitán Cook, describió en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. De hecho, fueron los marineros de Cook los que iniciaron esa larga tradición de tatuarse entre los hombres de mar y la extendieron rápidamente en el gremio, que aprendió el arte y lo practicaba a bordo. El primer estudio de tatuajes lo abrió en Nueva York un inmigrante alemán, Martin Hildebrant, en 1870. En España, se puede empezar a hablar de tatuaje y de tatuadores alrededor de los años sesenta y setenta. Esta actividad comenzó en las zonas portuarias, donde se tatuaban marineros, pero también personas adineradas que disponían de embarcación. A finales de los años setenta y principios de los ochenta, el fenómeno se difundió todavía más, de manera especial entre las clases medias altas, con el nacimiento de una cultura alternativa que consideraba este arte como una extravagancia. En los años ochenta, y bajo el impulso de la cultura punk, heavy, rocker y de otras nuevas tendencias, los jóvenes empezaron a interesarse por el tatuaje.

Si te he visto, no me acuerdo

Dicen que hay que asumir los errores… ¡pero no hace falta hacerlo con todos! En el caso de un tatuaje, se puede hacer borrón y cuenta nueva. Y si bien es cierto que hay quien lo luce con orgullo, hay muchos a quienes deja de gustarles su propio tatuaje, ya porque no significa nada, ha pasado de moda o, simplemente, se ha ido desdibujando con el tiempo. Así, para acabar con ese tatuaje caprichoso que hoy no aporta nada y resulta más bien engorroso, la medicina estética ofrece armas muy eficaces. El láser, ese rayo milagroso que está luchando por sustituir al bisturí, puede borrar hoy manchas cutáneas y tintas de tatuaje. Pero cuidado: no todos los tatuajes son iguales. Según su tipología, será más o menos difícil de eliminar. El tatuaje profesional, ese que se lleva a cabo en lugares oficialmente reconocidos a nivel sanitario, es el más difícil de borrar. Por su parte, los tatuajes amateur, que se hacen con una simple aguja y un bote de tinta, no ofrecen demasiados problemas a la hora de eliminarlos. Otro tipo de tatuajes son los que surgen de la micropigmentación cosmética (labios, cejas, etc), las secuelas de una radioterapia o el “tatuaje” que puede dejar un accidente traumático.

Eliminacion de tatuajes con láserEn cuanto a los tipos de láser, antes se utilizaban sistemas ablativos, que en una sesión eliminaban todo el pigmento pero además la piel, lo que implicaba dejar una cicatriz muy evidente. Ahora se utilizan equipos que van eliminando la tinta poco a poco. Se trata de los láseres Neodimio: YAG Q-Switched o Alejandrita Q-Switched y los actuales láseres de picosegundos, estos sistemas requieren más sesiones pero el riesgo de dejar cicatrices es mínimo. “Es muy importante tener en cuenta que este tratamiento requiere que la piel no esté bronceada. Después del láser, se suele aplicar una crema regenerante cutánea y un protector solar”,

Tiempo al tiempo

Depende del tipo de tatuaje, se pueden llegar a necesitar hasta dos años para eliminarlo por completo. El procedimiento no es complicado: sin anestesia, con anestesia tópica (crema), o anestesia local, el láser va “rompiendo” los pigmentos, pulverizándolos y nuestro cuerpo  va eliminando esas pequeñas partículas de tinta. De este modo, el tatuaje se va aclarando, las líneas se desdibujan y el cuerpo va absorbiendo la tinta.

Tras la eliminación del tatuaje

Tras la sesión, hay que cuidar la zona afectada, manteniendo la zona limpia, sin frotarla, y siguiendo el protocolo de antibióticos. Es posible que se enrojezca durante unos cuantos días e incluso que se forme una costra.

Para la eliminación de tatuajes la edad del paciente es indiferente, pero sin duda se elimina mejor un tatuaje de hace 15 años que uno hecho hace seis meses. Por otro lado, el tiempo entre sesión y sesión es cómo mínimo de un mes y medio o dos meses. Cuanto más tiempo dejemos entre sesiones, mejor, ya que la recuperación de la piel y la absorción que hace nuestro cuerpo del pigmento es mayor, reduciendo de esta manera el número se sesiones a realizar así como el riesgo de una cicatriz antiestética En cuanto a los resultados, los tatuajes realizados en tinta negra y azul oscuro se borran con más facilidad que los realizados con diferentes colores, en los que es más complicado conseguir un resultado tan uniforme.

Esta entrada fue publicada en Medicina estética corporal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Eliminación de tatuajes – Piel sin huella

  1. ¡Muy buen artículo! De veras, he estado leyendo tu blog y creo que compartes un buen contenido de calidad. Me sorprende que no tengas más comentarios, buen trabajo.

  2. Buenos días, gracias por su comentario. Un saludo cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLÍNICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.