Masculino Singular, cuidados para la piel del hombre

piel del hombre y sus cuidados

 Masculino singular, cuidados para la piel del hombre

  piel del hombre y sus cuidados Los tiempos cambian y los hombres han descubierto el mundo de la estética y las múltiples posibilidades que ofrecen las nuevas técnicas para mejorar el aspecto físico y ralentizar los efectos del paso del tiempo. Al cumplir  los 40 es un buen momento para preparar su propio plan de pensiones y mantener la liquidez de sus activos de juventud. Prevenir, es sin duda, la mejor inversión.  El envejecimiento del hombre es diferente al de la mujer, debido a que la piel del hombre es diferente a la piel de la mujer. Comienza generalmente a los 45 años y se hace evidente con un ligero descolgamiento facial,  unos surcos nasogenianos más marcados y las arrugas de la frente más pronunciadas (esto es debido a que los hombres tienen  la piel más gruesa). ¿Hay algún modo de evitar el envejecimiento prematuro de la piel? Dejando aparte la genética de cada uno –sin duda, heredar una buena piel es un factor importante–, la clave está en seguir una dieta equilibrada (somos lo que comemos), no fumar y hacer deporte con moderación… Esto último es esencial porque el deporte, según afirman últimamente algunos dermatólogos, practicado en exceso, “envejece”. ¡Solo hace falta observar a los deportistas de élite retirados! La explicación es sencilla: El ejercicio físico intenso hace que consumamos más oxígeno y  cuando nuestras células consumen mucho oxígeno, producen un exceso de radicales libres que nuestro organismo no puede neutralizar, provocando un envejecimiento prematuro. En resumen, pues, la consigna está clara: buena alimentación, deporte con moderación, constancia y adecuado a nuestra forma física y el uso de una buena crema con principios activos que aporten hidratación y nutrición a la piel, son las premisas claves para tener que la piel del hombre se mantenga sana y con buen aspecto.

Piel de hombre

La piel del hombre tiene una serie de características propias que hacen que necesite unos cuidados específicos. “Es muy importante la limpieza diaria con geles o jabones, así como realizar tratamientos periódicos como peelings químicos o físicos, que ayudan a combatir los principales problemas que suelen afectar a la piel masculina: exceso de grosor –lo que le da un aspecto desvitalizado–, poro dilatado, exceso de producción grasa o pelo de la barba enquistado”, comenta Esther Palomino, responsable del Departamento de Estética de Clinica Planas Madrid. “La piel del hombre tiene un pH más alcalino y mayor número de glándulas sebáceas, provocando más secreción lipídica (lo que llamamos sebo). De ahí que los productos de tratamiento para hombres suelan ser astringentes y se presenten en texturas acuosas, geles o serums, en lugar de en cremas o aceites, siempre más grasos.” Además, si tenemos en cuenta que la mayoría de los hombres se afeita a diario, la protección natural de la piel es menor, lo que provoca deshidratación e irritación de la zona, e incluso la aparición, en algunos casos, de foliculitis. La estructura de la piel del hombre

No hay belleza sin limpieza

La limpieza en profundidad es fundamental para que todo tipo de piel, en especial para que la piel del hombre adquiera suavidad. En este sentido, los peelings son tratamientos que funcionan muy bien para la renovación celular y prevención del envejecimiento. “En pieles maduras o deshidratadas, es suficiente con un peeling físico-estético (se aplica en crema y se retira una vez seca, arrastrando el producto con los dedos). Sin embargo, para las pieles grasas con tendencia al acné y/o problemas de pseudofoliculitis (pelo enquistado), es mejor utilizar peelings químicos médicos (glicólico, salicílico, kójico…), ya que afinan y suavizan la piel, consiguiendo menor agresión e irritación en el afeitado. En ambos casos se utiliza el peeling de ultrasonidos, oxijet (oxigenoterapia) y ozonoterapia con electrodos de alta frecuencia, excepto en las pieles con acné, para las que únicamente se usa la pulverización de oxígeno con tónico calmante y Bioestimulación lumínica, sobre todo la luz azul, que tiene propiedades bactericidas”, aclara Esther Palomino. piel del hombre y los peelings  

El poder del oxígeno

La oxigenoterapia empezó a utilizarse en Japón a mediados de los años 40, basándose en la filosofía oriental de los 5 elementos, importantes como fuentes de vida, ya que el aire es uno de ellos. Le siguieron EEUU y  Europa, combinando aplicaciones externas de oxígeno (duchas, difusiones, chorros a presión…) y aplicaciones internas a través de inhalaciones. “Los beneficios del oxígeno son muchos. Con las inhalaciones, se aporta mayor vitalidad y energía a las células, fortaleciendo el sistema inmunitario, liberando el cuerpo de toxinas y estimulando la microcirculación. Por otro lado, con la aplicación externa de oxígeno se consigue mejorar el aspecto de la piel, atenuar las arrugas y líneas de expresión, y reducir las bolsas y el cansancio de los ojos” explica Esther Palomino. Y si el oxígeno limpia, el ozono descongestiona. A veces se incluye también en los tratamientos de limpieza profunda la denominada ozonoterapia. El ozono purifica, calma y desinfecta la piel y, unido a la alta frecuencia, tiene una potente acción bactericida, ayudando a cerrar los poros y aumentando el flujo sanguíneo. Otro de sus beneficios es que facilita la absorción de los productos cosméticos que se utilicen después del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLÍNICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.