Epicondilitis y dolor del codo

Epicondilitis
Epicondilitis El dolor del codo o epicondilitis puede ser motivado por deferentes circunstancias, la más común es debida a la inflamación de los tendones que puede producirse por un gesto repetitivo. Se le puede denominar codo de tenista en el caso de personas que realizan un deporte de raqueta como el tenis, padel, tenis de mesa, badmigton….o bien el golf.  El dolor selectivo en el codo o también llamado “Epicondilitis” (inflamación en el epicóndilo) afecta la parte derecha o externa del codo  mientras que en el golf habitualmente se inflama la parte izquierda o interna del mismo. No sólo puede darse en el deporte; unos gestos habituales como el limpiar o la utilización repetida del destornillador puede provocar dicha afección. En muchas ocasiones no se observa sólo el dolor selectivo en el codo sino que puede afectar la parte superior  o inferior del codo e incluso puede alcanzar la muñeca o bien el hombro aunque la lesión más usual es la debida a pequeñas roturas del tejido conectivo que sujeta el tendón al hueso. La exploración es fundamental para conocer el alcance y lugar de la lesión y descartar otras patologías  como por ejemplo la bursitis o dolores artríticos.

Evolución de la epicondilitis

La evolución puede ser favorable cicatrizando o bien puede originar un dolor e inflamación crónica que no desaparece a lo largo del tiempo dando lugar a nuevos procesos inflamatorios con mínimos movimientos de repetición. En ocasiones el proceso inflamatorio y doloroso puede afectar a los músculos del antebrazo o del tríceps e incluso alcanzar el hombro, con lo cual deja de ser ya una epicondilitis simple cuando la afectación compromete a un grupo importante de músculos, fascias musculares y tendones.

Como actuar

Ante todo dejar de realizar el movimiento repetitivo que desencadenó el problema y paralelamente la aplicación de frío en la zona de dolor. Si en unos días no desaparece, al menos de forma importante, se ha de realizar una visita médica para valorar el alcance de la lesión y comenzar los tratamientos más apropiados en cada caso. Una valoración y tratamiento inadecuado puede alargar de forma importante la lesión e incluso cronificarse durante años.

Tratamientos

El reposo y la aplicación de frío como se comentó, es el inmediato. Epicondilitis codo de tenista A continuación, si no desaparece el dolor, se debe valorar la lesión y escoger entre  los siguientes arsenales terapéuticos: Antiinflamatorios: Pueden ser eficaces aunque no en todos los casos. Recordar que un tendón o un ligamento o una fascia muscular es un tejido muy poco vascularizado porque en muchos casos los medicamentos que se distribuyen a través de la circulación, no alcanzan el lugar de la inflamación. Tratamientos locales Habitualmente son los más efectivos. Se puede utilizar la infiltración con corticoides y también. Epicondilitis codo de tenista El PRPGF (plasma rico en plaquetas y Factores de crecimiento) que es un elemento reparativo que acelera la recuperación. En nuestra experiencia una mezcla de estos tratamientos locales es el que da un resultado óptimo en el tratamiento de la epicondilitis. Posteriormente la fisioterapia juega un papel  fundamental para la buena evolución de la lesión. El proceso, con un buen tratamiento puede durar entre unas pocas semanas.  

Dr. Jordi Ibáñez

Unidad del Dolor de Clínica Planas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CLÍNICA PLANAS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en doctor@clinicaplanas.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.