Tratamiento de la hipersudoración con la toxina botulinica - Corpore sano - 10/01/2018

Nuevo capítulo de #Corporesano, donde el Dr. Jorge Planas nos explica como es posible tratar la hiperhidrosis o sudoración excesiva mediante infiltraciones de toxina botulínica.


Transcripción

La hiperhidrosis es una sudoración excesiva localizada en determinadas áreas del cuerpo de una forma impredecible y de forma independiente a la temperatura o a la actividad física de la persona. Esta afección afecta a más de un 3% de la población.

La técnica para el tratamiento de esta sudoración excesiva consiste en la infiltración mediante unas agujas muy finas de toxina botulínica, más conocida como Botox, en diferentes zonas de la zona afectada, de las axilas, las palmas de las manos o plantas de los pies, bloqueando la actividad de la glándula sudorípara.

Los resultados del tratamiento de la hiperhidrosis mediante Botox, es de entre 6 meses y dos años, ya que el bloqueo de las terminaciones nerviosas que regulan las glándulas sudoríparas deja de hacer efecto y por este motivo es necesario repetir el tratamiento.

Este es un tratamiento ambulatorio, donde generalmente no es necesario y donde el paciente podrá retomar su vida sociolaboral inmediatamente después de haberse sometido al tratamiento.



Acreditaciones Principales