Lesiones cutáneas


Introducción

La fisura anal aguda es una lesión generalmente transitoria que no es causa de alteración de la estética anal. Sin embargo, la fisura crónica es una lesión de aspecto fibroso que se localiza en la parte interna del margen anal y con frecuencia se asocia a la presencia de una papila cutánea, fibroma o engrosamiento de la piel en su proximidad, que comporta dolor, escozor, prurito y un defecto estético más o menos importante en función del tamaño de la lesión.

Otra alteración posible en caso de fisura crónica, habitualmente asociada a hipertonía del esfínter anal involuntario, es la presencia de cierta dureza y prominencia del ano que el paciente percibe como un bulto anal.


Tratamiento

El tratamiento de las lesiones cutáneas asociadas a la fisura crónica consiste en la resección quirúrgica de la lesión, mediante una intervención ambulatoria poco dolorosa, asociada o no al tratamiento concomitante de la fisura anal .


Beneficios

La cicatrización de las heridas se produce entre 1 y 3 semanas según el tamaño y no es un proceso especialmente doloroso; el ano recuperará progresivamente un aspecto más regular y uniforme.



Opinión experto

Dr. Domenico Fraccalvieri
Dr.  Domenico Fraccalvieri


Mientras que la fisura anal crónica puede tratarse con métodos no quirúrgicos (pomada o toxina botulínica A) las lesiones hiperqueratósicas o papilares asociadas, sólo pueden ser eliminadas mediante cirugía; sin embargo, se trata de una intervención de muy baja complejidad que no precisa baja laboral ya que sólo causa moderado escozor durante unos días.

Curriculum


Acreditaciones Principales