¿Qué pasa si bajo de peso después de una lipotransferencia?

peso lipotransferencia

La lipotransferencia -o lipofilling- es una intervención quirúrgica en la que extraemos grasa al paciente de una zona donde haya en exceso, como pueden ser abdomen, brazos, muslos o caderas y la introducimos en otra zona donde se quiera aumentar volumen. Algunas de las zonas más comunes para la inyección de grasa son el pecho o los glúteos si se trata del cuerpo y mentón, pómulos y arcada mandibular si hablamos del rostro.

Esta técnica ofrece unos resultados muy buenos, muy naturales. Tiene importantes ventajas, la primera que no incluye posibles complicaciones de las prótesis como pueden ser los encapsulamientos o la necesidad de cambiarlas periódicamente. Además esta cirugía ofrece una doble mejoría estética: el aumento de volumen en aquellas zonas donde inyectamos la grasa añadida y la mejora de la silueta en aquellas zonas donde la hemos extraído. La limitación de esta técnica, por otro lado, es que el paciente disponga de suficiente grasa en exceso para lograr el resultado deseado.

¿Qué pasa si pierdo peso después de una lipotransferencia? 

Muchos pacientes interesados en la lipotransferencia tienen una duda muy lógica: si sufro una bajada importante de peso, ¿perderé el resultado de la cirugía? Lo primero que debemos tener en cuenta es que la grasa que vamos a transferir se seguirá comportando como grasa. Es decir, una vez inyectada en la zona donde queremos aumentar volumen va a neurovascularizar, a estar viva y a reaccionar como el resto de grasa a los cambios en nuestro peso.

Podemos poner el ejemplo de una paciente que ha retirado grasa de una zona sobrante para inyectarla en el pecho y aumentar el volumen de este. Si esta paciente sufre una pérdida importante de peso su talla de pecho va a disminuir, pero al recuperar su peso normal su pecho recuperará el aspecto que tenía después de la cirugía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.