Cómo definir la mandíbula

definir la mandíbula

Vamos a hablar de cómo definir la mandíbula, un retoque estético cada vez más en boga, especialmente entre los hombres. Se trata de aquellos tratamientos o cirugías que tienen como objetivo dar mayor volumen a la zona de la mandíbula y el mentón. Con ellos conseguiremos lucir un rostro más armónico, más definido y en el caso de los hombres, más masculino.

3 tratamientos para definir la mandíbula:

  1. La primera opción es la infiltración de ácido hialurónico. Inyectamos el ácido en las zonas correctas para darles volumen y lograr así esa definición mandibular o proyección del mentón. Es una intervención muy sencilla, realizada en consulta y sin apenas dolor ya que aplicamos anestesia tópica para evitar molestias. Los resultados son realmente buenos.

La desventaja es que, como sabemos, el ácido hialurónico es un producto reabsorbible, por lo que los resultados desaparecerán en unos 8 meses o máximo 1 año.

  1. Una opción mucho más duradera es la lipoinyección, es decir, retiramos la cantidad necesaria de grasa del propio paciente, de una zona donde haya grasa sobrante como pueden ser las cartucheras, y la colocamos en aquellas zonas donde queremos dar volumen. Es igualmente una intervención muy sencilla y muy segura, ya que utilizamos grasa del propio paciente con lo que no hay posibilidad de que el cuerpo la rechace.
  2. Por último, la tercera alternativa con la que contamos es la cirugía maxilofacial. Mediante un estudio facial 3D diseñamos y mandamos a producir unas prótesis hechas a medida en función de la fisonomía del paciente y el resultado que queremos conseguir.

En una intervención quirúrgica colocamos las prótesis por el interior de la boca, con lo cual no quedarán cicatrices visibles. El resultado se puede ver de forma inmediata, aunque tendrán que pasar unos días para que baje la inflamación. Y este resultado, por supuesto, es permanente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.