Cuidarse en los primeros meses del año

Cuidarse en los primeros meses del año

Los primeros meses del año son  fundamentales para recuperar los buenos hábitos nutricionales alterados por los excesos de las comidas navideñas. Es, además, el momento ideal para incluir entre nuestros buenos propósitos del año la modificación de conductas alimentarias que perjudican nuestra salud.
Por ello, recomiendo los consejos que facilita el Dr. Manuel Sánchez, Responsable del Departamento de Nutrición y Dietética de la Clínica Planas, y que podéis consultar en el artículo publicado en Vanitatis.

Uno de los conceptos que se mencionan en el artículo y que me gustaría destacar es que mantener una dieta equilibrada no es sinónimo de comer menos, sino mejor. Y, por esta razón, lo más conveniente es acudir a un especialista para analizar las necesidades alimentarias de cada individuo. Teniendo en cuenta factores como la edad, las medidas corporales y los gustos personales sobre los alimentos, es posible determinar una dieta específica para cada persona.

No obstante, sí podemos apuntar algunos alimentos que, por sus propiedades, resultan muy beneficiosos para purificar el cuerpo. Entre éstos hay que destacar el papel de las verduras crucíferas (col, coliflor, brécol, coles de Bruselas), con grandes dosis de calcio y fibra. También la alcachofa es uno de los alimentos que no deberían faltar en una dieta de inicio de año, puesto que su poder diurético favorece la desintoxicación hepática. Para aportar vitaminas al organismo, nada mejor que los berros (ricos en, betacarotenos y vitaminas C y E) y para aportar el Omega-3 indispensable para una buena salud cardiovascular, no hay que olvidar incorporar a la dieta cantidades importantes de pescado azul.

Empezar el año con una dieta cuidada es la mejor contribución que podemos hacer a nuestra salud y es toda una inversión a largo plazo.

Deja tu respuesta

Close