El linfedema es una invalidante patología que se manifiesta en forma de hinchazón crónica de una o varias extremidades, provocando sensación de pesadez y una disminución de la movilidad, con la consecuente pérdida de calidad de vida del paciente.

La Fundación Jaime Planas colabora con pacientes afectos de linfedema con escasos recursos económicos.

Clínica Planas cuenta con una Unidad de Tratamiento Integral del Linfedema, un nuevo concepto de trabajo conjunto, donde se estudian todos los aspectos iniciándose con un completo diagnóstico y valoración del daño anatómico-funcional del sistema linfático, con el fin de poder plantear el mejor tratamiento integral y abordaje terapéutico.

Para lograr éste objetivo, contamos con un amplio equipo docente liderado por el Dr. Jaume Masià, cirujano plástico experto en linfedema y Francisco Millán, especialista en fisioterapia avanzada del linfedema. La enfermería especializada y un equipo médico multidisciplinar que abarca especialidades como vascular, nutrición, actividad física y terapia de apoyo emocional. Todos ellos junto con la generosidad de amigos donantes, hacen posible este proyecto que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas que sufren esta difícil patología.

Uno caso del que la Fundación se siente muy orgullosa, es el caso de Regina, una niña de 8 años afectada de un linfedema en la extremidad inferior izquierda que le impedía caminar como secuela del Síndrome de Klippel-Trenauna que consiste en el desarrollo anormal de los vasos sanguíneos, los tejidos blandos, los huesos y el sistema linfático, en su caso con pies invertidos, le obligaba a caminar con el dorso del pie.

Tras realizar un estudio completo del estado linfático vascular de la extremidad afectada y valorar las posibilidades operatorias y debido a las limitaciones que tiene la paciente, se le indicó realizar un tratamiento intensivo de rehabilitación y fisioterapia avanzada mediante el Método Godoy durante 3 semanas. Una vez establecido y valorada la respuesta al Método Godoy se realizó un planteamiento ortopédico mediante ferulización progresiva con la colaboración del traumatólogo especializado Dr. Ullot, y tras la colocación secuencial de férulas se revierte la retroversión del pie hacia una posición plantígrada que requirió al cabo de una semana de una intervención conjunta con resección de las partes blandas del exceso cutáneo en el dorso del pie, la sección del tendón de Aquiles y la estabilización de los dedos mediante agujas de Kischner, con lo que se consiguió la posición plantígrada.

Tras 3 meses de ingreso y tratamientos, Regina pudo volver a su casa. Hemos conseguido que su linfedema se reduzca en más del 70% y corregir la deformidad que tenía en el pie en retroversión pudiendo volver a andar con la planta del pie.  Mediante un control con rehabilitación de la pierna, podrá realizar una vida y un desarrollo dentro de la normalidad, con unas limitaciones moderadas para el tipo de alteración que padece.

Teniendo en cuenta que a Regina la iban a desarticular en un reconocido hospital norteamericano, el hecho de que regrese no solo con un linfedema muy mejorado sino que además andando con la planta del pie, provoca una satisfacción indescriptible a todo el equipo que ha formado parte de su tratamiento y recuperación.

Sesión Clínica



Enfermería y Equipo de cuidados especiales




Acreditaciones Principales