Método Aspire - Obesidad Mórbida

Reduce el número de calorias que absorbe el cuerpo

Método Aspire - Obesidad Mórbida

El dispositivo Aspire permite tratar la obesidad, obesidad grave, mórbida y superobesidad sin cirugía.
La técnica, también conocida como Bypass Externo, se basa en que un porcentaje de la ingesta no sea absorbida provocando así la pérdida de peso en pacientes con un IMC a partir de 35.

El Bypass Externo (Método Aspire) consiste en la colocación mediante endoscopia de un pequeño tubo de silicona en el estómago. Este tubo se conecta con el exterior a través de un puerto de acceso que se sitúa en el abdomen. Desde este punto, de un tamaño de 2cms, el paciente puede llevar a cabo el vaciado controlado de alrededor de un 30% de los alimentos contenidos en el estómago. De esta forma se eliminan parte de las calorías ingeridas antes de que sean absorbidas por el organismo. Para poder llevar a cabo este vaciado es indispensable comer despacio y masticar y triturar los alimentos detenidamente, de esta forma se alcanza una modificación de la conducta frente a los alimentos que genera un cambio de hábitos.

A diferencia de la cirugía bariátrica, el procedimiento es  fácilmente reversible. Una vez alcanzado el peso deseado, o cuando se estime conveniente, es possible retirar el tubo realizando otro procedimiento ambulatorio de 15 minutos de duración.

Modificación de hábitos alimenticios, control y seguimiento del paciente:

El Bypass Externo requiere de un programa de control y seguimiento médico que tiene como objetivo el cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida, siendo el dispositivo de aspiración la herramienta de ayuda para el paciente. Este programa debe ir guiado por un equipo multidisciplinar formado por nutricionistas y psicólogos, con la supervisión de especialistas en aparato digestivo.

El Bypass Externo, se plantea como un tratamiento de larga duración hasta que el paciente consiga los resultados de pérdida de peso y haya interiorizado y consolidado el cambio de hábitos necesario para el mantenimiento de un peso saludable, sin necesidad de limitar ninguna de sus actividades.

Indicaciones

La técnica, que viene avalada por diferentes estudios médicos entre ellos el presentado para la aprobación de la FDA, está indicada para pacientes con un IMC a partir de 35, que no hayan logrado alcanzar y mantener una pérdida de peso mediante un tratamiento de adelgazamiento no quirúrgico sin necesidad de limitar ninguna de sus actividades.

Para personas con obesidad mórbida que no son candidatas a cirugía de la obesidad por las comorbilidades que presentan y el riesgo que supone o pacientes con mobilidad reducida , es la única opción existente para tratar la enfermedad.

¿Cómo funciona?

El método Aspire reduce el número de calorías que absorbe el cuerpo. Después de comer se inicia la digestión, durante la primera hora el estómago descompone los alimentos y los envía al intestino, donde se absorben las calorías. Con el método Aspire, el paciente extrae del estómago aproximadamente el 30 % de los alimentos antes de la absorción de calorías, lo que produce una pérdida de peso.

Rápida recuperación

El dispositivo se coloca mediante un procedimiento endoscópico ambulatorio. En general los pacientes pueden volver a casa al cabo de una o dos horas y reincorporarse rápido al trabajo.  

Procedimiento sencillo
Procedimiento rápido, que solo dura 20 minutos, se realiza con sedación consciente: por lo general no precisa anestesia general.

Reversible

El método Aspier puede retirarse en cualquier momento con un procedimiento ambulatorio de 15 minutos que se realiza con sedación consciente.  

Resultados

Los resultados de los diferentes estudios médicos llevados a cabo sugieren una pérdida de más o menos la mitad del sobrepeso en un año, además de mejoras en las enfermedades comúnmente asociadas con la obesidad, como la diabetes y la hipertensión.