Implantes Dentales

Nuestro objetivo: una boca sana y atractiva

Implantes Dentales

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales son raíces artificiales que se colocan bajo anestesia local en el interior de los huesos maxilares. Posteriormente, tras un periodo de cicatrización integración se le conecta una prótesis o una corona.
La sustitución de dientes ausentes mediante implantes dentales conlleva una serie de ventajas entre las que se incluyen:
- Reemplazan dientes ausentes sin lesionar o afectar a dientes vecinos.
- Permiten masticar todo tipo de alimentos incluyendo alimentos duros.
- Mantienen y preservan el hueso en altura con lo cual evitan que se colapsen los tejidos blandos (encía).
- Mejoran la función y la estética.


¿Qué ocurre cuando se pierde un diente o varios dientes?

Cuando se pierde uno o varios dientes se produce una pérdida de volumen y altura de la encía y del hueso que rodeaba al diente con la consiguiente pérdida  de función (masticación) y afectación estética. También puede perderse la alineación de los dientes en la arcada dentaria. A la falta de dientes se le llama edentulismo que puede ser total cuando faltan todas las piezas dentales o parcial cuando faltan una o varias piezas dentarias.


¿Cuál es el porcentaje de éxito de los implantes dentales?

Numerosos estudios científicos y clínicos han demostrado que los implantes dentales tienen un porcentaje de éxito de más del 95% a largo plazo.

No existe rechazo inmunológico al implante dental de titanio. El titanio es absolutamente biocompatible con el organismo.

Cuando un implante fracasa presenta movilidad, molestia e inflamación alrededor del mismo. Cuando ello ocurre, se realiza la extracción del implante y después de un periodo corto de cicatrización se puede colocar otro implante de igual o mayor diámetro.


Dientes en un día

Nuestra unidad  utiliza una nueva técnica con implantes dentales que permite la sustitución de dientes ausentes o muy destruidos mediante la colocación una corona o prótesis dental sobre implantes en un plazo de 24-48h.
Esta técnica ofrece una tasa de éxito de más del 93% y permite evitar el uso de prótesis removibles (“de quita y pon”) durante el tiempo de osteointegración del implante tradicional que es de 3 a 6 meses.
No todos los pacientes pueden beneficiarse de esta técnica. Para saber si un paciente es candidato a esta técnica debe realizarse un examen clínico y radiográfico exhaustivo.

Cirugía implantológica guiada

La tecnología actual nos permite planificar y programar su intervención a través de un programa informático mediante un modelo tridimensional obtenido a través de una radiografía computerizada del cráneo.
Este modelo tridimensional informatizado es una copia exacta del  hueso maxilar y mandíbula. Mediante un software informático, los implantes pueden ser colocados de manera virtual en su hueso. Posteriormente, se fabrica una guía quirúrgica que imita exactamente la posición de los implantes virtuales. Esta guía es utilizada durante la intervención quirúrgica , lo que permite colocar los implantes de forma mínimamente invasiva sin sutura y con un postoperatorio sin apenas molestias ni inflamación.