Eliminar Tatuajes

Los tatuajes ya no son para siempre

Eliminar Tatuajes

Tatuarse la piel es una práctica extendida en muchas culturas, también en la nuestra. A pesar de que la mayoría de personas muestran con orgullo sus diseños, también se dan casos de arrepentimiento por esa inscripción o ilustración que puede ser una limitación para acceder a determinados puestos de trabajo, o que se decidió en un momento personal que puede haber cambiado (modificación de gustos personales e incluso rupturas sentimentales que dejan sin sentido algunos tatuajes).  
 
Para estos casos ya no es una condena la supuesta eternidad del tatuaje, puesto que existe una técnica que consigue desdibujar y eliminar la tinta inyectada en la piel, de manera sencilla y eficaz: la aplicación de la luz láser.
 
Luz que destruye los pigmentos

El tatuaje se realiza mediante una aguja que penetra en la piel e inyecta tinta en la zona específica para originar un diseño o dibujo. Concretamente, la tinta se deposita 2-3mm debajo de la piel, en lo que denominamos dermis. En esta capa de la piel, las células son muy estables por lo que el tatuaje se convierte en casi permanente. Tan sólo el láser es capaz de romper esta característica y ofrecer la posibilidad de borrar lo, hasta hace unos años, imborrable.
 
El tratamiento láser permite destruir el pigmento sin causar daño en la piel, ya que la irradiación de la luz es de nanosegundos, con lo que solamente actúa sobre la tinta y no sobre el tejido circundante, evitando así cicatrices ni marcas de ningún tipo.
 
Se puede administrar anestesia local al paciente para mitigar el dolor del tratamiento y no requiere de hospitalización.
 

Más información sobre Eliminar Tatuajes

Resultados satisfactorios

Cuidados Post Tratamiento