Rellenos Faciales

Recuperar el volumen perdido

Rellenos Faciales

La piel constituye nuestra primera línea de contacto con el exterior. Concretamente la piel facial es más susceptible de sufrir los efectos del tiempo, lo que provoca la pérdida de elasticidad, tono, tersura y firmeza de las estructuras en general conforme avanzan los años. Este deterioro se traduce en la aparición de líneas de expresión que, con el uso y desgaste, darán lugar a las arrugas que surgen en distintas zonas como las periorbitarias (alrededor de los ojos), las peribucales (alrededor de la boca), en el entrecejo, en las comisuras labiales o en el "rictus" o surco nasogeniano. La edad pone también de manifiesto otros problemas que afectan a la armonía estética de la cara como la pérdida de volumen, propia del envejecimiento, en labios, pómulos, etc.

En la actualidad existen diferentes métodos que ayudan a solucionar cada uno de estos problemas. Se han desarrollado las infiltraciones (inyecciones con aguja finísima) de fluidos a poca profundidad cutánea y los implantes de relleno (mediante microincisión oculta) de sustancias reabsorbibles. Ambas técnicas tienen como objetivo eliminar arrugas y disimular cicatrices, redondear pómulos, mejillas o mentón. Sin embargo uno de los usos más populares en los últimos años es la aportación de volumen a los labios.

El ácido hialurónico es el producto estrella para el rejuvenecimiento facial; se utiliza como relleno dérmico por su capacidad para retener líquido y atraer agua, además de estimular la producción de colágeno.

Dependiendo de la profundidad de la arruga, se puede recurrir a diferentes grosores de aguja y de formulación, permitiendo así adaptar el producto a las necesidades del paciente.

Procedimiento

Actualmente contamos con una alternativa no quirúrgica basada en la recuperación de los componentes que la piel pierde con los años. Mediante la infiltración de sustancias de rellenocomo el ácido hialurónico, podemos disimular el envejecimiento cutáneo y de labios consiguiendo, de una manera sencilla, un espléndido aspecto gracias a la corrección de pequeños defectos. Los materiales utilizados son totalmente compatibles con el organismo, química y físicamente estables (no se alteran con el paso del tiempo) e imperceptibles al tacto, características que permiten conseguir un resultado natural y permanente.

La técnica de relleno mediante ácido hialurónico es una técnica recomendada para aquellas personas que desean mejorar el grosor y la proyección labial, mejorar la definición del arco de cupido, elevar las comisuras excesivamente caídas, corregir las arrugas en la zona superior del labio, corregir las arrugas del entrecejo, disminuir el rictus facial, sin modificar la expresión, mejorando el estado y la calidad de la piel en general.

Más información sobre Rellenos Faciales

Hospitalización

Recomendaciones preoperatorio

Anestesia

Cuidados posteriores

Preguntas más frecuentes