Lifting de Brazos

La flacidez de brazos se puede combatir

Lifting de Brazos

A partir de los 40, la flacidez en los brazos empieza a aparecer en algunas mujeres. 
Es importante distinguir entre los distintos grados de flacidez del contorno de los brazos puesto que la elección del método dependerá, en gran parte, del grado de descolgamiento que presenten.

GRADO I

En este estadio la flacidez es incipiente y suele ser suficiente con realizar sesiones de radiofrecuencia corporal. Es un tratamiento indoloro que no necesita anestesia.
El calor que se aplica favorece el drenaje linfático, así como la formación de nuevo colágeno. La piel se reafirma en muy poco tiempo permitiendo que los brazos recuperen su firmeza.
RESULTADOS: La sesión dura 30-45 minutos. El efecto tensor mejora gradualmente hasta alcanzar su punto máximo transcurridos tres meses desde el tratamiento.

GRADO II
 
Dentro del Grado II existe distensión en el brazo debido, más que a flacidez, a un exceso de grasa que hace que el brazo adquiera forma de péndulo. Sin dejar cicatrices, podemos extraer la grasa sobrante mediante liposucción y así descargar de peso al brazo para que se retraiga por sí sola la piel.
 
GRADO III
 
El efecto del brazo en péndulo, es provocado por la flacidez cutánea además de por un excedente graso. Al sobrar piel se necesitará realizar una cirugía de braquioplastia para solucionarlo.
 
Solo en los casos mas leves se podrá realizar con una incisión bajo la axila, pero si sobra mucha piel será necesario dejar una cicatriz longitudinal en la cara interna de los brazos, desde la axila hasta el codo, para poder extraer toda esa piel sobrante. En este caso aconsejamos aconsejamos la intervención solo a aquellos casos muy extremos ya que vamos a dejar una cicatriz larga difícil de esconder.