Lifting Líquido

Efecto lifting sin cirugía

Lifting Líquido

Lo último para rejuvenecer el rostro de manera global se llama lifting líquido, efecto V o "Vector Ascendente". Una novedosa técnica a base de infiltraciones que consigue reponer volúmenes, elevar tejidos, eliminar arrugas e hidratar y mejorar la calidad de la piel del rostro.

Se trata de una super mesoplastia global que trata los tres tercios faciales, de forma personalizada en función de las necesidades del paciente. Las sustancias que se utilizan son el ácido hialurónico (reticulado en el 90% de los casos) y la hidroxiapatita (parte de la matriz ósea), sustancias que se infiltran a través de cánulas romas en diferentes planos de profundidad y con vectores ascendentes.

Procedimiento

Tras una primera visita de valoración, se realiza un diagnóstico respaldado con el análisis de imagen que proporciona el sistema IOMA, y que sirve, por ejemplo, para cuantificar la profundidad de arrugas. Se analiza el tercio superior (de los ojos hacia arriba); el tercio medio (de los ojos al labio), y el tercio inferior (desde el labio hasta el mentón), y se valora cómo está cada uno de ellos: si hay arrugas superficiales o profundas, qué pérdida de volumen existe, cómo es la calidad de la piel. En función del análisis de los tres tercios, se diseña un tratamiento.

El primer paso del tratamiento es reponer volumen y generar vectores ascendentes. Tratando el tercio superior, actuamos en el área temporal (la sien), así como en las arrugas periorbitarias (alrededor del ojo) y las glabelares (entrecejo). Si la pérdida de volumen en esta zona se rellena en plano profundo, aparte de hacer la línea más armónica, estirará hacia arriba pómulos y mejillas (levantará los tejidos).

En el tercio medio se tratan los surcos nasogenianos y el área malar. Si el área malar está muy caída, se hacen vectores que devuelvan la tersura y firmeza del área malar (pómulos) y logren un efecto elevador.

Por último, el tercio inferior se trata en edades más avanzadas, mejorando básicamente la línea mandibular, redibujándola y definiéndola.

El lifting líquido se lleva a cabo con dos anestesias: tópica y local. Se tolera muy bien y los efectos secundarios son reducidos: un discreto edema durante 2-3 días y algunos hematomas entre 5-10 días.

Más información sobre Lifting Líquido

Resultados