Clínica Planas crea un programa integral personalizado para recuperarse del embarazo

Moomy Makeover está formado por un conjunto de tratamientos médico-estéticos, ejercicios físicos, cuidados alimenticios y cirugía estética personalizada para recuperarse loa ntes posible después del parto.

Clínica Planas crea un programa integral personalizado para recuperarse del embarazo

La maternidad es una de las épocas más felices para la mujer. Sin embargo, también es una etapa complicada, durante la cual el cuerpo sufre muchos cambios físicos, hormonales y emocionales, a veces difíciles de revocar sin la ayuda de especialistas. Por eso, en la Clínica Planas ponen a disposición de sus pacientes un equipo multidisciplinar de profesionales (formado por un médico estético, fisioterapeuta, entrenador personal y esteticista), quienes serán sus mejores aliados para guiarles y cuidarles durante la etapa de postparto.

En general, los objetivos de Moomy Makeover son ayudar a perder el peso ganado durante el embarazo; recuperar la musculatura mediante ejercicio físico; reforzar el suelo pélvico o mejorar la calidad de la piel a través de una serie de tratamientos médico-estéticos; un programa de entrenamiento físico y un plan nutricional adecuado que se establecerá para cada caso en particular dependiendo de las necesidades y del estado de la paciente después del alumbramiento.

Según el Dr. Jorge Planas, director médico de la Clínica: “La base de estos tratamientos médico-estéticos y del plan de entrenamiento físico es devolver la postura y el tono muscular a la mujer, reeducando la zona maltratada por el embarazo y el parto y configurando un sistema preventivo para ciertas patologías asociadas como la eventración del abdomen, la incontinencia urinaria o el sobrepeso. Todo ello mediante la interacción de un equipo médico multidisciplinar.”

   
Cirugía y medicina estética hecha a medida

La caída de los senos y la aparición de  flacidez son signos frecuentes después del embarazo, debido en la mayoría de los casos a la lactancia materna y la distensión de la piel. Por eso, la Clínica pone a disposición de las pacientes varios tratamientos quirúrgicos para combatirlos. Entre ellos, destacan la técnica de elevación de mamas, que permite corregir la caída de los senos y tiene como resultado un pecho firme y bien formado.

Otras de las zonas más castigadas durante el embarazo son el abdomen y las caderas. Por eso, la abdominoplastia puede ayudar en aquellos casos en los que se quiera recuperar un vientre plano y delinear la silueta corporal y, la liposucción, que contribuye a eliminar las células grasas de las zonas afectadas del cuerpo que se resisten a desaparecer.

El programa Moomy Makeover  también ofrece soluciones para aquellas mamás que no quieran pasar por el quirófano y quieran mejorar la celulitis o las estrías de muslos, caderas o piernas. Así, hay diversos tratamientos que ayudan a liberarse de la temida piel de naranja cómo son la electroterapia, presoterapia, radiofrecuencia corporal, vibroterapia o mesoterapia. Asimismo, la técnica del Body Thermage es un tratamiento especialmente indicado para tensar la piel en ciertos tipos de flacidez que afectan abdomen, los brazos, la zona anterior de las piernas, las rodillas o los glúteos y los ultrasonidos permiten acabar con la grasa localizada en abdomen, muslos o cartucheras.

Además, es muy frecuente la aparición de varices durante el embarazo a causa del hinchazón y la retención de líquidos que dificultan el retorno venoso habitual. Para esos casos, los profesionales recomiendan tratamientos como la escleroterapia que permite eliminar las varices o el exceso de flujo causante de este tipo de lesiones vasculares sin necesidad de operar. Para aquellos casos más complicados, la Clínica ofrece tratamientos de cirugía vascular cómo son endo-láser o radio-frecuencia, en los que mediante la introducción de un catéter y la aplicación de energía térmica se logra coagular y sellar la vena problemática.

Otra de las consecuencias inmediatas del aumento de la actividad hormonal en las mujeres durante este periodo es la aparición del llamado melasma (manchas oscuras en la piel), que se da especialmente en el rostro, en zonas cómo los labios o los pómulos. El programa post-parto de la Clínica dispone de diversas soluciones estéticas para tratarlo, que incluyen el peeling químico, el IPL (Luz Intensa Pulsada) o la terapia con láser y que permiten eliminar las capas externas de la piel y volver a recuperar el tono de piel normal. También se corrigen las cicatrices de cesáreas mediante láser o con una pequeña cirugía bajo anestesia local, dependiendo del caso.

Entrenamiento físico personalizado

Este plan médico se acompaña de un programa de entrenamiento físico completo, que se realiza en tres fases. En primer lugar, se valora a la paciente en base a su postura y su morfología corporal. A continuación, se valora la musculatura abdomino-lumbar y acorde con esto, se diseña un programa de ejercicios individualizado de la mano de un entrenador personal para retonificar el suelo pélvico mediante abdominales hipopresivos, trabajo con máquinas de resistencias con aire comprimido y un programa autónomo de ejercicios para realizar en casa.

El programa se completa con un plan nutricional que pretende ayudar a las pacientes a recuperar el peso que tenían antes del embarazo mediante una evaluación médica y consejos nutricionales totalmente personalizados.