Prevención del Cáncer de Colon


Tratamiento

Prevenir para ganar en calidad de vida

El cáncer de colon es uno de los más frecuentes, si consideramos conjuntamente a hombres y mujeres, y representa la segunda causa de muerte por cáncer. Las posibilidades de sobrevivir a un cáncer de colon o de recto dependen fundamentalmente de si se diagnostica en fases tempranas de su desarrollo.

Hay diferentes métodos para prevenir el cáncer de colon, uno de ellos es la colonoscopia, que es la exploración del colon mediante un colonoscopio. El intestino consta de dos partes, el intestino delgado de 6 metros de longitud y el intestino grueso o colon de 150 cms. La patología más frecuente y grave se halla en el colon o intestino grueso, que es el último tramo del intestino antes de llegar al esfínter anal.


Tiempo de intervención

10 minutos

Cama

No se requiere

Recuperación

15 minutos

Anestesia

Sedación

Efecto

Inmediato

Resultados

-


En qué consiste

Para su diagnóstico, utilizamos el colonoscopio, que es un instrumento de unos 150 cms de longitud, provisto de una cámara en su extremo distal y dotado de unos mandos en su parte proximal que permiten su manejo y dirección en todo momento. El colonoscopio se halla conectado por una parte a una fuente de luz fría para iluminar el interior del colon y por otra parte a una pantalla de T.V. de alta resolución en la que vemos en todo momento donde se halla la punta del endoscopio, permitiéndonos identificar las lesiones incluso de tamaño milimétrico.

Una de las características diferenciales del endoscopio con respecto a otras técnicas, es un canal operador por cuyo interior podemos colocar instrumentos, que nos permiten operar, así recoger muestras, extirpar pólipos, fulgurar restos de tumores, dilatar estenosis o colocar prótesis. Estos instrumentos los manejamos desde el exterior pero actúan en el interior del paciente. Esta es la principal ventaja de la colonoscopia sobre otras técnicas.

Así pues, la Colonoscopia permite la posibilidad de realizar un acto terapéutico en el mismo momento en que se practica el acto exploratorio, especialmente la Polipectomía Endoscópica. La colonoscopia convencional no irradia al paciente. Las complicaciones aunque muy infrecuentes y en porcentajes muy bajos, son la hemorragia, la infección y la perforación; así como posibles molestias abdominales secundarias al aire insuflado.

En la Clínica Planas, la colonoscopia requiere ingreso hospitalario de un día y se realiza siempre bajo sedación.


Los beneficios

La colonoscopia es más precisa que un examen radiológico del colon para detectar pólipos o cáncer en etapas tempranas. Con la colonoscopia, ahora es posible detectar y eliminar en el mismo acto, la mayoría de los pólipos sin cirugía abdominal. La extirpación de pólipos es un paso importante en la prevención del cáncer de colon.


Pre-tratamiento

Para realizar la Colonoscopia es imprescindible efectuar una preparación para limpiar el cólon.

Esta preparación consiste en:

· Realizar una dieta pobre en fibra los tres días anteriores a la prueba.

· Tomar el preparado evacuante: CITRAFLEET CN 660393, la tarde anterior.

Es muy importante realizar una correcta preparación, ya que en caso contrario puede condicionar la realización de la prueba.

Realizar una dieta pobre en fibra:

· NO PODRÁ TOMAR: frutas, verduras, legumbres, vegetales y alimentos integrales.

· PODRÁ TOMAR: arroz, pasta y pan (no integral), huevos (duro o tortilla), carne, pescado a la plancha, marisco, leche, yogurt, queso y cualquier alimento que NO CONTENGA FIBRA.

Si tiene cualquier duda sobre algún alimento, recomendamos evitarlo.

Para la realización de la prueba y a causa de la SEDACIÓN, es necesario estar en AYUNAS como mínimo 8 horas. No podrá tomar agua.

Es recomendable que el día de la prueba venga acompañado por un adulto. Y durante todo el día no podrá conducir ni utilizar maquinaria peligrosa

De todo le indicará con detalle el especialista, antes de la prueba.



Acreditaciones Principales