TERTULIA FORO CULTURAL PA I TOMAQUET

TERTULIA FORO CULTURAL PA I TOMAQUET

El pasado 19 de febrero tuvo lugar la sesión de Pa i Tomaquet amb tertulia, a la cual tuve el placer de asistir como invitado de honor. Se trata de una tertulia-cena, en mesa redonda, en la cual se tratan temas de interés y actualidad, degustando el tradicional pan con tomate bien acompañado.

Los ilustres invitados que asistieron a la tertulia, fueron:

  • Sr. León Febres-Cordero – Filósofo
  • Sra. Claudia Fraude – Empresaria
  • Sr. Cesar López Rosell – Periodista. El Periódico de Catalunya
  • Sr. Carlos García – Empresario
  • Sr. Ferran Mascarell – Diputado para el Parlament de Catalunya
  • Sr. Miquel Molina – Periodista. Director Sociedad de La Vanguardia
  • Sr. Josep Ribas i Folguerolas – Arquitecto
  • Sr. Joaquim Roca – Consejero delegado de Comark
  • Sra. Carla Sanclimens Armengou – Economista. Panrico
  • Sr. Josep Mª Sanclimens i Genescà – Abogado. Consejero Delegado Grupo BGI
  • Sra. Andréa Vilallonga – Asesora de imagen
  • Sr. Josep Vilallonga Shelly – Empresario

La introducción que realicé referente al tema de la Cirugía Estética, y que fue motivo de una cálida e interesante tertulia entre los invitados, fue algo así como:

“Para mí todo empezó con un desmayo. Mi padre me bajaba a quirófano con 8 años a ver cómo operaba narices. En el momento de la fractura de los huesos propios siempre me desmayaba. El camillero ya lo sabía, Amador siempre se ponía detrás de mí cuando llegaba el momento. Luego, me despertaba en el descanso de médicos con las piernas en alto y volvía a entrar al quirófano. La insistencia fue indicativa de una pasión que me vinculó a una profesión donde se une la ciencia, el sentido artístico y la tradición milenaria.

La cirugía estética es una ciencia de apenas medio siglo de existencia; pero forma parte de la especialidad de cirugía plástica que se remonta a 2000 años A.C. donde en la tribu Tilamaker en la India ya se reconstruían narices amputadas. De hecho, va unida no sólo a la cirugía plástica sino, en su tronco más principal, a la Medicina. Y no olvidemos que en la Medicina existe la tradición de realizar el JURAMENTO HIPOCRÁTICO: “Juro por Apolo médico, por Asclepio y por Higia, por Panacea y por todos los dioses y diosas, tomándolos por testigo que cumpliré…” Por lo tanto, es un oficio de larga tradición –y la tradición siempre va unida a la ética. No podemos apartar la cirugía estética de la ética. Y hoy estamos viviendo una época en la que existe este riesgo.

La propaganda, las promesas de resultados fantásticos sin postoperatorio y sin molestias, las intervenciones quirúrgicas practicadas sin los mínimos requisitos de seguridad (a mi abuelo le extirparon la próstata en su domicilio y casi muere, pero eso era en el siglo XIX) y, lo peor, lo que se nos avecina “la cirugía estética en show televisivo” programas como el que estrena el mes que viene “EXTREME MAKEOVER”, donde unos candidatos seleccionados entre miles (En USA se suicidó una de las 3 finalistas, que no escogieron para la final) son sometidos a decenas de intervenciones para conseguir un CAMBIO RADICAL (por cierto, es el nombre de otro de estos programas de televisión).

Esto es el lado oscuro que hay en cualquier profesión que está penetrando de manera preocupante porque se está aceptando como parte de la misma y creo que urge reconocerlo como dañino y no saludable. Debemos recordar que, ante todo, somos MÉDICOS. Pero yo lo sitúo en un cuarto oscuro de una gran mansión. En el resto de la casa conviven diferentes iniciativas saludables:

• Iniciativas humanitarias, como numerosas fundaciones de cirugía reconstructiva donde miles de cirujanos plásticos de todo el mundo operan altruistamente en los lugares más inhóspitos. Nosotros ponemos nuestro granito de arena con la Fundación AMREF, que este año tiene su 50 Aniversario y hace poco fuimos galardonados con la Medalla Bill Gates que anualmente se otorga a una ONG. Esta fundación, a la cual cedí los derechos de mi libro CIRUGÍA ESTÉTICA SIN TRAMPA NI CARTÓN, hace una excelente labor con los FLYING DOCTOR’S en el Africa Subsahariana.

• Iniciativas en el campo de la investigación, donde los continuos avances permiten vislumbrar un futuro con reemplazo de tejidos a través de células madre; los avances en el campo de la prevención y el enlentenimiento del envejecimiento con el Antiaging y hasta cualquier mejora de una técnica quirúrgica que hace más predecible el buen resultado. Esto a veces se consigue viajando al otro extremo del mundo para estar asistiendo durante una semana a un Congreso del que sólo te llevas a casa un pequeño detalle que te hará mejorar un poco más tus resultados para satisfacer las expectativas cada vez más elevadas de los pacientes.

En Cirugía Estética las técnicas cada vez están mas depuradas y eso hace que los resultados cada vez sean mejores y más predecibles, por eso el paciente cada vez es más exigente y más obsesivo con su imagen, bueno, con parte de su imagen, porque no solemos prestar atención a la belleza responsable, la que está vinculada a los actos de la persona.

Estos años de profesión me han hecho ver que hay una urgente necesidad de tratar esa belleza responsable. Los actos deben ser tan bellos como la apariencia de la persona por lo que estamos trabajando en crear los seminarios de belleza responsable, un espacio donde evacuar la ansiedad y mejorar nuestros actos para mejorar como personas y así ser más bellos.

Hemos de recordar que los griegos ya lo decían KALO-KALATHOS, lo bello tiene que ir unido a lo bueno”.

Más tarde mientras degustábamos la excelente cena, cuyo menú y elaboración, podemos encontrar en Pa i Tomaquet, se inició un interesante coloquio.

Deja tu respuesta

Close