¿Cómo dotar de la mejor expresión genética a nuestra descendencia?

Un novedoso programa pregestacional mejora la expresión genética que transmite el padre y la madre en el momento de la fecundación. Se puede transmitir al feto una herencia genética favorable si desarrollamos un estilo de vida determinado e introducimos cambios específicos en los patrones de alimentación”.

¿Cómo dotar de la mejor expresión genética a nuestra descendencia?

La aventura de la maternidad empieza mucho antes de que se confirme el embarazo. Se recomienda planificar meses antes el periodo de gestación para prevenir posibles complicaciones y para asegurar el mejor estado posible de salud para afrontar la gestación. Especialmente en el caso de la mujer, se aconseja una revisión médica en el momento en el que se decide la búsqueda de un embarazo, reforzar la ingesta de ácido fólico y otras vitaminas y abandonar hábitos nocivos como el consumo de alcohol o tabaco.

Atendiendo a esta premisa preventiva, Clínica Planas ofrece un novedoso programa pregestacional para mejorar la expresión genética que se transmite al feto. El programa mejora lo que se conoce como epigenética, los factores ambientales y de estilo de vida que afectan a la genética. Así lo afirma el Dr. Jordi Ibáñez, responsable del Programa de Mejora de la Salud y la Supervivencia de Clínica Planas: “fumar, el estrés o una deficiente alimentación pueden provocar cambios genéticos en nuestra descendencia y jugar un papel importante en su desarrollo, por ello es importante saber que se puede obtener una expresión genética que nos sea favorable si desarrollamos un estilo de vida determinado e introducimos cambios específicos en los patrones de alimentación”.

Cómo dotar de la mejor expresión genética a nuestra descendencia

Para entender cómo es posible mejorar la expresión genética, hay que diferenciar entre genética y epigenética. La genética, es decir la herencia biológica, se transmite a través del ADN de los genes de los progenitores y no se puede modificar. Sin embargo, la epigenética estudia los marcadores que hacen que determinados genes se expresen o se inhiban y es este ámbito en el que la evidencia científica actual sostiene que el estilo de vida tiene una gran influencia:
“Con una revisión de hábitos se puede conseguir que genes que pueden llevar un problema de salud no se expresen y queden inhibidos por los marcadores epigenéticos saludables”, afirma el Dr. Ibáñez. Así pues, se trata de  potenciar la mejor expresión genética de los padres para que los hijos y los nietos hereden la mejor versión de sus genes.
 
El programa que ofrece Clínica Planas debe aplicarse en una fase previa al embarazo y  su duración es de entre 3 y 5 meses, tiempo suficiente para crear unos marcadores genéticos saludables con los que nacerá la descendencia (hijos y también nietos). Para lograr esta mejora de los marcadores genéticos, se estudia primero los condicionantes ambientales de la pareja, sus hábitos de alimentación y actividad física.

Las pruebas que se realizan son las siguientes:

  • Historia clínica con estudio detallado de los hábitos de vida
  • Analítica hemática y de orina
  • Estudio de composición corporal
  • Estudio metabólico
  • Prueba de esfuerzo cardiorespiratoria y metabólica
 
Posteriormente, teniendo en cuenta los resultados obtenidos en las pruebas, se sugieren unas modificaciones en el estilo de vida que tendrán un impacto positivo en la genética de las generaciones venideras.