Detección precoz del cáncer de colon

DETECCIÓN PRECOZ DEL CÁNCER DE COLON

GANARLE TIEMPO AL TIEMPO

EXTIRPAR UN POLIPO HOY ES EVITAR UN CANCER MAÑANA

contra el cáncer de colon“Más vale prevenir que curar”, dice el refrán. Sabiduría popular que adquiere todo su sentido en lo que a la detección precoz del cáncer de colon se refiere. Una completa revisión a tiempo es garantía de salud y ya es posible en la Clínica Planas gracias al Servicio de Aparato Digestivo y de Endoscopia Digestiva recientemente incorporado a la entidad. 

El objetivo es diagnosticar el cáncer de colon en fases incipientes, durante las cuales la enfermedad no presenta ningún síntoma”, explica el doctor Ramón Abad, especialista en Aparato Digestivo y experto en Endoscopia Digestiva de la Clínica Planas. Junto a esta unidad, ya en marcha, la Clínica acaba de estrenar la Unidad de Consulta Clínica, dirigida por el prestigioso digestólogo Modesto José Varas y que también se engloba en el Servicio de Aparato Digestivo. Los dos doctores forman un tándem de lujo gracias al cual, una vez más, la Clínica Planas revoluciona la estrategia en el manejo de los pacientes con alguna patología digestiva como es el cáncer de colon.

Señales 

Actualmente disponemos en la práctica clínica habitual de diversas estrategias, aunque “sin duda es el propio paciente la principal y más fiable fuente de información”, añade el doctor Abad. Se trata de diagnosticar todos los pólipos que puede haber en el colon pues estos son los precursores del cáncer.

Si cuando se presentan síntomas ya es relativamente tarde… ¿cuándo y por qué debemos acudir al especialista? La respuesta es fácil: “cualquier persona -hombre o mujer-  de 45 años o más debería hacerse una exploración para descartar lesiones precursoras del cáncer de colon, aunque no tenga antecedentes ni síntomas de ningún tipo”, aclara el doctor Abad.

Tan importante como la edad es la historia clínica de cada paciente y, en especial, sus antecedentes familiares. En efecto, las personas con familiares de primer grado afectados de cáncer de colon o con pólipos –es decir; padres, hermanos o hijos- tienen más posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Es básico detectar la presencia de precursores de la patología, como son los pólipos gastro-intestinales”, añade en doctor Ramon Abad, experto en Endoscopia Digestiva del Servicio de Aparato Digestivo de la Clínica Planas. “Extirpar un pólipo hoy es evitar un cáncer mañana”, añade . “Pero si aparecen síntomas, hemos de saber que el principal , mas importante y precoz es el de la rectorragia, es decir la emisión de sangre por el ano al defecar” comenta el doctor Abad.

cáncer de colon y su desarrollo

Colonoscopia 

En estos grupos de pacientes (mayores de 45 a. y/o con antecedentes familiares de primer grado con cáncer colo-rectal), lo principal es realizar una colonoscopia para detectar las patologías precursoras.

La prueba gold estándard, también denominada de “patrón oro” es la colonoscopia. “Es la prueba de mayor sensibilidad y especificidad y la que se utiliza para evaluar todas las demás pruebas por su alto rendimiento”, explica el doctor Ramón Abad.

En efecto, la colonoscopia es la prueba diagnóstica más efectiva, pues permite diagnosticar, biopsiar y extirpar en el momento de la exploración cualquier pólipo que se detecte. “Es algo que no puede hacer ninguna otra prueba ni exploración complementaria”, afirma el doctor.

Resultados

A la eficiencia de la colonoscopia hay que añadirle unos resultados estadísticos deslumbrantes. En efecto, esta prueba reduce la mortalidad por cáncer de colon en un 57 por ciento. Además, el seguimiento de pacientes permite reducir la incidencia de la enfermedad en un 58 por ciento y la mortalidad en un 61.

Pero aún hay más. Un 16 por ciento de los casos de cáncer de colon ya establecido se diagnostican sobre un pólipo extirpado. “Si ese cáncer ya extirpado afecta las capas superficiales del pólipo, habremos curado al paciente de un cáncer de colon tras su extirpación endoscópica”, explica el doctor Ramón Abad. “En nuestra experiencia, estos casos se presentan alrededor de unas 25 ocasiones al año” añade.

La colonoscopia es una de las pruebas básicas incluidas en los exámenes que programa la Unidad de Chequeos y de Aparato Digestivo de la Clínica Planas. La prueba se realiza siempre bajo sedación y se aconseja un ingreso hospitalario de un día para su preparación.

Otras técnicas 

Existen, además de la colonoscopia, otras pruebas de incorporación reciente. Se trata, por ejemplo, “de pruebas en sangre, que puede ayudar a establecer un diagnóstico precoz en los pacientes en que la colonoscopia está contraindicada, o en heces, para detectar sangre oculta”, comenta el doctor Modesto Varas. “En cualquier caso”, añade el doctor Abad, “se trata de pruebas con una sensibilidad diagnostica más baja que la de la colonoscopia, que no detectan todas las lesiones precursoras del cáncer”, concluye.

Otras opciones son, en este sentido, la colonoscopia virtual y el estudio radiográfico clásico, que no permiten la extirpación de pólipos. “El paciente acaba practicándose una colonoscopia”, asegura el doctor Abad.

Una última opción, explica el doctor Modesto Varas, es la Ultrasonografía Endoscópica “que evalúa el grado de infiltración del tumor, su estadio, para establecer un tratamiento individualizado”. En este caso, la prueba se puede realizar con una minisonda que se introduce a través del endoscopio.

Genética 

A las estrategias para detectar cuanto antes las probabilidades de un cáncer de colon hay que añadir, en algunos casos, estudios genéticos. Está especialmente indicados en tipologías muy concretas, como son el cáncer colorrectar hereditario no polipoide y la poliposis familiar; que son enfermedades muy poco frecuentes.

En el primer caso, se trata de un pacientes que pueden no presentan ningún pólipo precursor y que, además -como su propio nombre indica- es hereditario.“Este tipo de cáncer de colon es minoritario, afecta un 0,3 por ciento de los pacientes, y requiere de un estudio genético”, explica el doctor Abad. Suele afectar antes de los 45 años y acostumbra a presentarse en el lado derecho del colon.

También es imprescindible el estudio genético y un seguimiento exhaustivo en los casos de poliposis adenomatosa familiar (PAF). En este supuesto “nos encontramos ante grupos de familias con tantos pólipos en el colon, que no se pueden extirpar por vía endoscópica y precisan indefectiblemente de la extirpación quirúrgica total del tramo de colon afectado”, explica el doctor Ramon Abad, especialista Endoscopia Digestiva de la Clínica Planas. Se presenta en uno de cada 25.000 habitantes.

Alimentación 

Además de las revisiones periódicas, es importante tener en cuenta la alimentación y seguir una dieta sana, mediterránea y rica en fibra. “Aunque es muy probable que la dieta occidental juegue un papel importante en la aparición del cáncer de colon espontáneo, no hay evidencias que demuestren que una determinada alimentación es la responsable del cáncer de colon”, matiza el doctor Abad. La obesidad puede ser uno de los factores de riesgo, al igual que el alcohol o el tabaco.

La mejor receta, concluye el doctor, es aplicar el sentido común: “Hay que comer de todo pero con moderación, masticando bien, con tranquilidad, en la mesa, sin televisión, con horarios fijos y, ante todo… en buena compañía”, añade.

Esta entrada fue publicada en Medicina preventiva, Principal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *